Domingo, 21 Marzo 2021 04:18 Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Jorge Antonio Peña, 15 años con positivos resultados en la gerencia de la Terminal de Transportes de Pitalito

 

La Terminal de Transporte de Pitalito con la  gerencia de Jorge Antonio Peña Sánchez desde el 4 de diciembre de 2006, muestra una gestión bien ejecutada de unos procesos gerenciales y administrativos llevados a cabo con pulcritud y excelencia, a lo largo de casi 15 años al frente de la entidad que ha visto la mejor de sus transformaciones, con una excelente condición económica y visión de prospectiva ampliamente futurista, tarea que se resume en relevantes aspectos históricamente reconocidos.

La terminal en ley 550 “reestructuración de pasivos”

Al llegar a la dirección gerencial de la Terminal de Transporte de Pitalito, la principal tarea Peña Sánchez fue la de mantener las condiciones destacables de pago de la entonces abultada deuda que conllevó a la empresa a acogerse a la Ley 550 de reestructuración de pasivos con una entidad designada por la Superintendencia Financiera, deuda con un plan de pagos calendado a 10 años desde el 2002 y el cual tras una tarea juiciosa de pagos oportunos y adelantados logró finalizar la cancelación de la deuda en el año 2008, propiciando un ahorro importante tanto en capital como en intereses, alcanzando el saneamiento total de una obligación que amenazó el cierre de la entidad en razón a lo abultado del compromiso económico.

El total pagado a esta deuda durante los años 2007 y 2008, fue de $1.332 millones, para terminar totalmente la cancelación de esta obligación, cuatro años antes del plazo pactado.

Remodelación de la infraestructura

Liberada la empresa de la deuda y mediante una buena generación de ingresos producto del incremento en despacho de vehículos, se allanó el camino para culminar obras en la infraestructura que se encontraba incompleta y daba el aspecto de edificación en obra negra, no existía cerramiento perimetral, la plataforma operativa y patio de maniobras no estaba de pavimentado, los puntos de control de ingreso, salida y parqueadero público  se hacían desde improvisadas casetas metálicas y el parqueadero se encontraba sin pavimentar.

En todos los procesos de obra, mejoramiento y adecuación de la infraestructura tuvieron en cuenta el respeto por el diseño original de la terminal, conservando la estética, belleza y ornato que requiere la edificación, condiciones para  el diseño del cerramiento perimetral, pavimentaron totalmente en varias etapas la plataforma operativa, construyeron las casetas correspondientes a los puntos de control entrada, salida y parqueadero, cementaron totalmente el parqueadero público, construyeron andenes perimetrales y establecieron las condiciones de accesibilidad para las personas en condición de movilidad reducida y de limitados visuales.

Compra de lote de terreno anexo

La visión futurista y de prospectiva, conllevaron al gerente y a la junta directiva a pensar en la futura expansión de la infraestructura o de la implementación de nuevas unidades de negocio; con tal propósito en el año 2009 se efectuó la compra de un lote de terreno anexo a la terminal, con una extensión de 4.600 M2, por valor de $35.000 M2, pagando por su adquisición $161 millones, valor que por su ubicación estratégica sobre la variante de Pitalito, una zona en incesante desarrollo permiten precisar que su precio para venta actual se aproxima a los 2.000 millones de pesos.

La empresa está seriamente comprometida con el bienestar de los laboyanos y de los visitantes viajeros, en los factores ambientales y de responsabilidad social empresarial, con una terminal higiénica, aseada, con excelentes zonas verdes y con un parque bio-saludable y uno infantil, además donó al barrio los Andes un gimnasio bio –saludable y da atención a población vulnerable mediante convenio empresarial con las empresas transportadoras, suministrando costos de pasajes a quienes lo requieran.     

Construcción de salas V.I.P.

En el año 2014 se efectúo una remodelación de gran vistosidad, pero especialmente de condición estratégica para la generación de beneficios al viajero y al transportador, que permitió a su vez la captación de importantes recursos económicos al crearse nuevos espacios y fortalecimiento económico a través del arrendamiento de siete modernas salas VIP que fueron copadas y permanecen arrendadas a empresas transportadoras, propiciando la pronta recuperación de la inversión y posteriormente el ingreso asegurado de los respectivos cánones de arrendamiento.      

Innovación tecnológica

La modernización de la empresa está ligada a los cambios en materia tecnológica, en donde se han efectuado importantes aportaciones y transformaciones, con un soporte técnico basado en modernas herramientas para la logística y la operatividad; la Terminal de Transporte de Pitalito es una entidad ajustada a la modernidad, el manejo de software, el registro informático, la automatización sistematizada de procesos, garantizan la confiabilidad tecnológica siempre acompañada por un excelente talento humano considerado el activo más valioso de las empresas, que está  en constante capacitación y  con la mejor disposición a mostrar la cara amable de la ciudad y de esta terminal considerada la sala de recibo y puerta de entrada al sur colombiano.

Empresa certificada

En el año 2019 la empresa fue certificada en las normas ISO 9001:2015 calidad, ISO 14001:2015 Gestión Ambiental e ISO 41001:2018 en Seguridad y Salud en el Trabajo, que le otorga un estatus importante dentro de las empresas de su generación y la obliga a mantener las mejores condiciones de excelencia con un valor agregado.

La relación empresarial es de alto respeto por el transportador, con una empatía armoniosa con el gremio se procura sacar adelante importantes proyectos y procesos de beneficio común que redundan en la buena imagen y servicio al viajero, como destinatario común de los servicios o cliente compartido entre Terminal y empresas transportadoras, que requiere la mejor atención, calidez y excelencia en los servicios y dignificación en todas sus condiciones y consideraciones, el aprecio de  los empresarios del transporte y se hace visible en la admiración y reconocimiento a la gestión gerencial y administrativa de Peña Sánchez en la gerencia de la empresa. 

La empresa es generadora de sus propios recursos, la explotación inteligente y estratégica del potencial que representa Pitalito como estrella vial del sur colombiano, la han convertido en una de las empresas de su género con mayor rentabilidad en el país, varios estudios y análisis realizados por entidades gremiales y corporativas del ramo le han otorgado calificaciones y reconocimientos como la de ser una de las terminales de transporte con la más alta rentabilidad y beneficio para sus accionistas.  

Rentabilidad económica

Durante los últimos 14 años de administración de la Terminal de Transporte de Pitalito, regentada por Jorge Antonio Peña Sánchez, al municipio de Pitalito como su accionista mayoritario le han pagado utilidades en cuantía de $2.585.829.791 y a las empresas transportadoras  por el orden de $1.596.795.553 para un total de efectivo pagado en cuantía de $4.182.625.344, cifra importante que ha contribuido al bienestar de los laboyanos, pues al estar en manos del gobernante local se destinan a obras de beneficio común. 

Pero la anterior no ha sido la única generación de utilidades, cuando la Asamblea general de socios lo ha determinado las utilidades han sido capitalizadas y el municipio de Pitalito ha fortalecido su participación accionaria en cuantía de $1.043.888.136 y las empresas transportadoras accionarias en la suma de $541.348.864 para un total capitalizado global de $1.585.237.000. Al sumar los valores pagados y capitalizados se reconoce que el total de utilidades arrojadas durante la administración de Jorge Antonio Peña Sánchez se establece en cuantía de $5.767.862.344.

Todas las condiciones de dificultad viales que ha padecido el sur del Huila han sido superadas y la administración de la Terminal ha estado atenta a dar solución a las mismas, buscando las respuestas en el alto gobierno y en las entidades del primer orden nacional, hizo presencia activa tanto en la crisis de Pericongo, como en la ocasionada en el Quimbo sector Bengala, con la clase parlamentaria y la alta dirigencia gremial y empresarial del Huila.

Pandemia COVID-19

Así mismo en la reciente condición crítica producto de la pandemia por la Covid-19 se ha dado el manejo responsable, se han adoptado los protocolos de bioseguridad y adoptado todas las recomendaciones establecidos por el Gobierno Nacional, se ha dado acompañamiento al personal de la entidad, al componente gremial y viabilizado todas las condiciones para superar exitosamente el más grande reto que ha afrontado la humanidad en la era moderna. La Superintendencia de Transporte evalúa con 100% el cumplimiento y reconoce el esfuerzo en materia de infraestructura digna y segura.

 Sobre Jorge Antonio Peña Sánchez

Natural de Pitalito, abogado de la Universidad del Cauca, especialista en Derecho Administrativo y Constitucional, antes de llegar a la gerencia de la Terminal de Transportes, prestó sus servicios como asesor jurídico en varias entidades y alcaldías del sur del Huila. Cuando llegó a la gerencia de la Terminal de Transportes, el periodo era de un año, pero en una reforma estaturaria promovida por el entonces alcalde Carlos Arturo Giraldo, éste fue ampliado a 3 años.

Publicidad

Visto 2185 veces

1 comentario

  • Enlace al Comentario J Manuel transportador Domingo, 21 Marzo 2021 15:15 publicado por J Manuel transportador

    Doctor Peña, para felicitarlo.
    Su trabajo y resultados son evidentes y nadie puede ocultar el sol con la mano. Ahí están los resultados, ejemplo de transparencia y sana ejecución.
    Para quienes hacemos parte de las empresas del transporte, nos da mucho gusto aplaudir estos resultados.
    Le escribo desde Barranquilla, donde estoy pasando una temporada, mientras regreso al Huila.

    Reportar

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.