Domingo, 19 Junio 2022 08:31

DIOS QUITA Y PONE REYES

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Nuestras sagradas escrituras en el libro de Daniel 2:21 con claridad y contundencia nos afirman: “Dios muda los tiempos y las edades; quita reyes y pone reyes; da la sabiduría a los sabios y la ciencia a los entendidos” que gran reto es saber elegir y que acertado, quien pone su elección en manos de Dios, nada en el mundo sucederá, si no es nuestro magistral creador quien ya lo ha definido con anterioridad.

Crucial momento vivimos y la vida nos enfrenta a una difícil selección de nuestro futuro y el de toda una nación, pensemos con serenidad, empatía y generosidad, sobre lo mejor que puede y debe suceder, sin egoísmos ni mezquindades, optemos por la alternativa que a nuestro real saber y entender sea la correcta, pero respetemos a aquel que piensa diferente, sin apasionamientos, aceptemos las reglas de juego de una sana democracia y permitamos que sea mas que una frase de cajón sea una flamante realidad  aquella máxima, que la voz del pueblo es la voz de Dios, y que se convierta en promesa de vida aquella frase de Voltaire “no comparto lo que dices, pero defenderé a muerte tu derecho a decirlo”

Saber elegir es un arte y una virtud, que se logra cuando combinamos inteligencia y pasión, con una dosis controlada de perdón y olvido, que haga que los buenos recuerdos del pasado perduren y las nubes negras se disipen con los vientos del amor, demos importancia a los aspectos positivos que nos presenta la vida y permitamos que las promesas hagan que convirtamos nuestras quimeras más fantásticas en sueños realizables.

Hoy mas que nunca debemos hacer alarde de nuestra capacidad de amar a nuestros semejantes y convivir en el mismo mundo, en armonía, con tolerancia y comprensión, pensemos que nada justifica que hagamos de nuestras vidas un campo de batalla por culpa de falsos impulsos del ego, que se disfrazan de banderas ideológicas, nada mas cierto que aquel proverbio italiano, que dice: que una vez terminado el juego, peón y rey vuelven a la misma caja.

Aceptemos el error de querer imponer nuestro pensamiento y lograr que el mundo vibre a nuestra intensidad y frecuencia, cuando con apego a los mandatos divinos debemos trabajar en construir un escenario de afable elección, con ejemplo, llamar a un debate sensato y permitir que entre todos construyamos ese territorio en paz y donde los derechos sean respetados a todo nivel.

Sabes que una decisión es correcta, cuando Dios pone la paz en tu corazón. Motívate, alégrate, bendícete, encomiéndate lealmente.

Visto 184 veces