Viernes, 31 Diciembre 2021 14:20

FIN DE AÑO

Escrito por CARLOS ANDRES FACUNDO ORTEGA - Ingeniero Civil
Valora este artículo
(0 votos)

Ya inicia el conteo regresivo para la despedida de un año singular, que se marcha dejándonos una sinnúmero de enseñanzas y que nos plantea la imperante necesidad de reinventarnos, para enfrentar los diversos retos, que sin lugar a dudas llegaran desde el inicio mismo del año nuevo… es el momento perfecto para analizar nuestras vidas desde diferentes perspectivas, que van desde mirar con gratitud y reconocimiento aquellas cosas que pasaron de ser quimeras a lindas realidades, también aquellas cosas que añoramos, planteamos y luchamos, pero que desafortunadamente no pudieron concretarse y claro también hacer un análisis minucioso de tantos sucesos y procesos que llegaron a nuestras vidas sin imaginarnos, solo por obra y gracia de nuestro ser supremo, quien es el dueño absoluto de nuestras vidas y el único con autoridad irrefutable e irrebatible respecto a nuestro plan de vida.

En un ejercicio estrictamente personal quiero compartir con el mundo, mi alegría, fe y reconocimiento con mi ser superior, por la fortaleza con que me ha dotado para enfrentar mis miedos, mis defectos y mis crasos errores del pasado, me ha perdonado y me ha extendido la mano para cumplir su plan y todo cuanto este año me ha legado se lo debo al Dios de infinita misericordia… ha sido un año de muchas victorias, de la concreción de grandes cambios y el inicio del resurgimiento del ser que Dios siempre ha querido que sea.

Si bien es cierto los momentos de felicidad y triunfo han sido muchos no han sido menos aquellos en que he sentido como mis sueños se vienen al piso y como muchas cosas por las que me jugué un amplio capital de vida no han terminado de la forma como esperaba… pero como decía Simón Bolívar, el arte de vencer se aprende en las derrotas, cada situación de fracaso nos invita a reforzar nuestra humildad, a planear nuestro próximo movimiento y a ser inteligentes, astutos y sinceros para ganar la próxima partida del ajedrez de nuestra vida.

Es sorprendente como han ocurrido cosas que jamás pensamos que sucederían pero que llegaron para cambiar nuestras vidas. Son estas una prueba de que a pesar que no entendamos en muchas ocasiones el plan que Dios tiene con nosotros, este siempre está vigente y que jamás transitamos solos por la vida, por eso debemos estar atentos y alertas a las señales que a diario se nos presentan y nos invitan a dar lo mejor de nosotros para cumplir los designios divinos.

Hoy más que nunca debemos estar agradecidos con Dios por el privilegio de la vida, por este grandioso año que termina y con absoluta confianza en nuestro creador, trabajar arduamente por nuestros sueños y objetivos, todo en manos de Dios y que se haga siempre su voluntad… con fe en Dios es nuestra obligación continuar como si nada, como si nadie como si nunca.

Visto 726 veces
Más en esta categoría: « EL ARTE Y LA TRADICIÓN LO LOGRAMOS! »