Domingo, 02 Mayo 2021 08:58 Escrito por

Inicia un cambio con fe

Cuando decides darte la oportunidad de conocer a Dios e iniciar un proceso de cambio que te encamine a modificar tus conductas diarias, ya no para satisfacerte a ti mismo ni buscar la aprobación de la sociedad, sino para agradar al todopoderoso, que se alegra de ver el resurgimiento de un ser, para quien el solo tiene buenos propósitos y un plan perfecto… en ese momento todos empiezan a notar tu cambio y muy pocos a entenderlo.

Pero debes ser consiente que todo proceso conlleva sacrificios, que te verás obligado a aprender y desaprender en enormes cantidades, que puedes sufrir pérdidas y padecer por las altas temperaturas a las que la vida te enfrentará, para que como el metal valioso que eres, seas forjado al punto que Dios te necesita... considera menester recordar aquel pasaje de Hechos de los apóstoles cuando Pablo en la Isla de Malta es mordido por una serpiente venenosa, Dios lo bendijo y actuó en el, es así como el veneno no hizo efecto pero jamás se menciona que no hubiere existido dolor. Ese dolor que hasta el mismo cristo experimentó y padeció hasta su crucifixión, aunque debemos tener muy claro que la muerte de Jesús jamás fue disciplinaria sino profética.

Publicidad

Todos los días pidamos al señor un corazón como el de Job, que todo lo soportó, que tuvo fe, que confió, que tuvo paciencia y no desistió… en las sagradas escrituras en el libro de Job se nos dice; “quizás estés pasando momentos de tristeza pero Dios hará que vuelvas a reír y a lanzar gritos de alegría”; igualmente se nos afirma “todo lo que Dios hace es bueno, todo lo que Dios permite es necesario”… cuando entregamos de manera real y sincera nuestra vida a Dios todo es perfecto para él, e incluso en los momentos en que sentimos que nuestros planes fallan, solamente demos gracias al señor, porque ese era el plan, que falláramos y aprendiéramos una lección para estar a la altura del libreto divino que nos encumbrará en el sitio por Dios elegido para nosotros.

Creer en Dios, empezar a conocerlo y con fe a toda prueba hacer de nuestra vida un apostolado de servicio, es la fórmula infalible de alcanzar la verdadera felicidad y concretar ese proyecto personal que tanto hemos implorado al creador, Dios te ha elegido y espera que tú siempre fiel a sus preceptos, aceptes el reto de ser mejor cada día.

“Toda situación que no puedas cambiar, es una señal de Dios que indica que eres tu quien debe hacer un cambio”

 

Visto 224 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.