revistalaregion.com

revistalaregion.com

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Jueves, 14 Marzo 2024 04:19

SATANÁS ES JUZGADO

Versículos de la Biblia

Juan 16:8 Y cuando Él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio.

Juan 16:11 Y de juicio, por cuanto el príncipe de este mundo ha sido ya juzgado.

Juan 12:31 Ahora es el juicio de este mundo; ahora el príncipe de este mundo será echado fuera.

Palabras del ministerio

Satanás, el diablo, es el autor del pecado, la fuente de la muerte, el padre de todos los pecadores, y el príncipe del mundo. Como tal, el juicio ha sido preparado para él. Debemos entender que el juicio no es para el hombre, sino para Satanás. No es la intención de Dios juzgar al hombre, pues Su juicio es para Satanás. El lago de fuego fue preparado como el juicio de Dios para Satanás, pero si uno rehúsa ser trasladado de Adán a Cristo, participará del juicio preparado para Satanás&

Satanás, el príncipe de este mundo, fue juzgado en la carne de Cristo en la cruz (12:31-33; 3:14). Al juzgar a Satanás de esta manera, el mundo que dependía de él también fue juzgado por el Señor. Por lo tanto, el hecho de que el Señor fuera levantado, juzgó al mundo y a su príncipe, Satanás, para echarlo fuera.

El evangelio consiste en el hecho de que en Adán somos pecadores, pero que podemos ser justos y justificados en Cristo. Si no estamos dispuestos a ser trasladados de Adán a Cristo, debemos ser advertidos de que participaremos del juicio preparado para Satanás. En otras palabras, nacimos en Adán, pero la intención de Dios es trasladarnos de Adán a Cristo. Si no estamos de acuerdo con la intención de Dios, permaneceremos en Adán y participaremos del juicio reservado para Satanás. El pecado es de Adán, la justicia es de Cristo y el juicio es para Satanás. Si usted está dispuesto a ser trasladado de Adán a Cristo, será salvo, y no tendrá nada que ver con el juicio.

Miércoles, 13 Marzo 2024 04:16

AL CREER, SOMOS TRASLADADOS A CRISTO

Versículos de la Biblia

Juan 16:8-9 Y cuando Él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio. De pecado, por cuanto no creen en Mí.

Romanos 5:12 Por tanto, como el pecado entró en el mundo por medio de un hombre, y por medio del pecado la muerte, y así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron&

Palabras del ministerio

El pecado está relacionado con Adán, porque a través de éste el pecado entró al género humano. En Adán nacimos en pecado. Si usted nació en Adán, nació pecador. Todos los pecadores nacimos en pecado en Adán. Debido a que nacimos en pecado, nacimos pecadores. De hecho, hemos sido pecadores durante seis mil años. Aunque como ser humano usted puede tener sólo 22 años, como pecador tiene seis mil años. Todos nosotros somos demasiado viejos, pues nacimos pecadores en Adán. No hay pecadores jóvenes. Todos los pecadores son muy viejos, tan viejos como Adán.

Aquí el pecado es el no estar dispuesto a ser trasladados de Adán a Cristo. Si algunos desean permanecer en Adán, esto significa que quieren permanecer en la esfera antigua y no desean entrar a la esfera nueva, que es Cristo. No necesita robar un banco, engañar a su esposo, o mentir a sus padres. Tal vez su comportamiento sea excelente, pero mientras no crea en el Señor Jesús, su único destino es la muerte. La única manera de escapar de su situación pecaminosa es creer en el Señor, y el único pecado que lo condena a perecer es el no creer en Él. Por lo tanto, todo depende de sí creemos o no. Si creemos, seremos trasladados de Adán a Cristo. Pero si no creemos, ciertamente pereceremos.

Versículos de la Biblia

Juan 15:26 Pero cuando venga el Consolador, a quien Yo os enviaré del Padre, el Espíritu de realidad, el cual procede del Padre, Él dará testimonio acerca de Mí.

Juan 16:13 Pero cuando venga el Espíritu de realidad, Él os guiará a toda la realidad; porque no hablará por Su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oye, y os hará saber las cosas que habrán de venir.

Palabras del ministerio

Todo lo que el Señor es, es hecho real por el Espíritu. Si sólo tenemos las enseñanzas, las doctrinas y la letra escrita acerca del Señor, pero carecemos del Espíritu, no tenemos la realidad. Las enseñanzas doctrinales acerca del Señor no son la realidad. La realidad del Señor es el Espíritu Santo, y el Espíritu Santo es la realidad del Señor. Por ejemplo, todos sabemos que el Señor es vida, pero si no tenemos al Espíritu Santo, nunca tendríamos vida. Ya que el Espíritu Santo es la realidad de Cristo, podemos tener Su realidad, si tenemos al Espíritu Santo; entonces tenemos la vida.

Además, sabemos que el Señor es la luz. Tener al Espíritu Santo es tener luz. Si no tenemos al Espíritu Santo, no tenemos luz. El Señor también es el camino. Si tenemos al Espíritu Santo, tenemos el camino y sabremos cómo debemos actuar al hacer algo. Sin embargo, si no tenemos al Espíritu Santo, sino más bien, simples enseñanzas doctrinales, no tenemos la verdadera manera de hacer las cosas. La realidad de Cristo es el Espíritu Santo, y el Espíritu Santo es el Espíritu de realidad. La venida del Espíritu de realidad significa la venida de la realidad de Cristo.

Lunes, 11 Marzo 2024 00:08

DIGERIR LA PALABRA

Versículos de la Biblia

Juan 15:7 Si permanecéis en Mí, y Mis palabras permanecen en vosotros, pedid lo que queráis, y os será hecho.

Efesios 6:17-18 Y recibid el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, el cual es la palabra de Dios; con toda oración y petición orando en todo tiempo en el espíritu&

Palabras del ministerio

Algunos creyentes han almacenado mucho de la Palabra, pero solamente han digerido muy poco de ella. Ahora cada día deben digerir un poco de la Palabra. Necesitamos orar con la Palabra y orar la Palabra: frase por frase, cláusula por cláusula y aun palabra por palabra, digiriendo lo que leemos. Si oramos acerca de las palabras que leemos, seremos nutridos y fortalecidos en nuestro espíritu.

¿Qué debemos hacer mientras el Señor obra y actúa en nosotros motivándonos y dándonos vigor interiormente? ¿Debemos mantener nuestra boca cerrada? o, ciertamente nos veremos obligados a decir algo. Sin lugar a dudas expresaremos lo que sentimos interiormente. Ésta es la oración espiritual, o sea, orar en el espíritu. La oración espiritual manifiesta lo que Cristo obra en nuestro interior. Cristo en nosotros, a través de nosotros, y como la Palabra obra, actúa, nos motiva y nos vigoriza internamente. Cuando esto acontece, no podemos quedarnos callados. Nos convertimos en el portavoz por medio del cual el Señor expresa lo que hay en nuestro interior en ese momento. Entonces, cuando hacemos peticiones en oración, no lo hacemos solos; Él también ora en nuestra oración.

Si permanecemos en el Señor, nos mantendremos siempre en contacto y en comunión con Él, y permitiremos que Él junto con Su palabra viva obre en nosotros, motivándonos y vigorizándonos interiormente, entonces nunca podremos estar callados. Y lo que hablemos será una verdadera oración en el espíritu.

Domingo, 10 Marzo 2024 04:04

EL LOGOS Y EL RÉMA

Versículos de la Biblia

Colosenses 3:16 La palabra de Cristo more ricamente en vosotros en toda sabiduría, enseñándoos y exhortándoos unos a otros con salmos e himnos y cánticos espirituales, cantando con gracia en vuestros corazones a Dios.

Juan 15:7 Si permanecéis en Mí, y Mis palabras permanecen en vosotros, pedid lo que queráis, y os será hecho.

Efesios 6:17 Y recibid el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, el cual es la palabra de Dios;

Palabras del ministerio

Lógos es la palabra escrita de la Biblia, la explicación, definición y expresión del Señor misterioso. Réma es la palabra hablada en nuestro interior por el Espíritu de Cristo en el momento mismo que lo necesitamos. El Espíritu está en nuestro interior, hablándonos algunas palabras vivas en el momento indicado y con el fin de satisfacer nuestras necesidades.

El Espíritu que habla el réma en nuestro interior jamás dice algo distinto a lo que dice la palabra escrita o el lógos. El réma interior siempre corresponde con el lógos exterior. Tal vez esta mañana usted leyó el lógos, pero no pudo entenderlo ni aplicarlo a su vida de una manera viviente. Mientras usted trabajaba durante el día, el Espíritu le ungía interiormente con la palabra, revelándole el verdadero significado e incluso el énfasis correcto. Luego, la palabra escrita y externa llega a ser la palabra viviente dentro de su espíritu. Ahora puede experimentarla y aplicarla a su vida. De esta manera, el logos llega a ser el réma; la palabra exterior se convierte en la palabra interior.

Tenemos que prestar atención al réma interior y viviente y permitir que obre libremente dentro de nosotros. En otras palabras, debemos ser sumisos y obedientes al réma viviente que habla ahora dentro de nosotros. Estar atentos al hablar del réma interior hará que el Señor viviente sea más real a nosotros en nuestro espíritu. Hará que Cristo esté más disponible y aplicable, y que sintamos el mover y obrar del Señor, quien nos vigoriza interiormente.

Sábado, 09 Marzo 2024 03:59

LA BIBLIA EXPLICA AL DIOS MISTERIOSO

Versículos de la Biblia

Juan 15:5 Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en Mí, y Yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de Mí nada podéis hacer.

Juan 15:7 Si permanecéis en Mí, y Mis palabras permanecen en vosotros, pedid lo que queráis, y os será hecho.

Palabras del ministerio

Es necesario que las palabras del Señor permanezcan en nosotros para que el Señor permanezca en nosotros. ¿Cuál fue el medio utilizado para que el evangelio llegase a nosotros y cómo recibimos al Señor como nuestro Salvador? Fue por medio de Sus palabras. Cuando recibimos Su palabra, en realidad recibimos al Señor mismo, porque el Señor está en Su palabra y Él mismo es la Palabra. Según el mismo principio, si queremos permitir que el Señor permanezca en nosotros, debemos dejar que Sus palabras permanezcan en nosotros. Puesto que tenemos las Escrituras en nuestras manos, las cuales están llenas de las palabras del Señor, no debemos decir que el Señor está lejos de nosotros, ni que Él sigue siendo misterioso, o que es más espiritual que sustancial. Alabado sea el Señor porque tenemos algo muy sustancial, disponible y práctico en nuestras manos: la Palabra. Podemos leerla y recibirla con nuestro corazón y nuestro espíritu. Podemos tener contacto con la Palabra del Señor en nuestro espíritu día tras día y momento a momento. Siempre y cuando tengamos contacto con la Palabra del Señor, tendremos contacto con el Señor mismo.

El Señor es muy misterioso. Ésa es la razón por la que nunca podemos entenderle basados en nuestra imaginación. Por el contrario, debemos leer los sesenta y seis libros de la Biblia, y al hacerlo debemos considerar cada palabra, porque todas y cada una de estas palabras expresan, explican y definen a nuestro misterioso Señor. Si queremos conocerle a Él, debemos conocer la Palabra y saber cómo entenderla.

Versículos de la Biblia

Juan 15:1 Yo soy la vid verdadera, y Mi Padre es el labrador.

Juan 15:4-5 Permaneced en Mí, y Yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en Mí. Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en Mí, y Yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de Mí nada podéis hacer.

Palabras del ministerio

La verdadera experiencia de permanecer depende de la claridad de nuestra visión y el entendimiento de que somos pámpanos. Una vez que reciba la visión de que usted es un pámpano le será difícil apartarse de la vid; deseará permanecer en ella. Necesitamos orar: Señor, muéstrame claramente que yo soy uno de los pámpanos. Estoy seguro de que un día el Señor se lo revelará. Usted recibirá la visión de que es uno de los pámpanos y exclamará: ¡Alabado sea el Señor! ¡Yo soy un pámpano! Entonces, empezará a permanecer en Él.

Mientras usted permanezca en Él, Él permanecerá en usted. El hecho de que Él permanezca en nosotros depende de que nosotros permanezcamos en Él. La condición de que Él permanezca en nosotros es que nosotros permanezcamos en Él; pero que Él permanezca en nosotros no es una condición para que nosotros permanezcamos en Él. Para Él no hay ninguna condición, pero para nosotros sí, debido a que somos muy fluctuantes. Si no permanecemos en Él, no hay manera de que Él permanezca en nosotros. Aunque Él nunca cambia, nosotros siempre estamos cambiando. Es posible que permanezcamos en Él un día, y al día siguiente nos escapamos de Él. Por tanto, el hecho de que Él permanezca en nosotros depende de nosotros.

Jueves, 07 Marzo 2024 03:51

LA EDIFICACIÓN DE LA MORADA DE DIOS

Versículos de la Biblia

Juan 14:23 Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, Mi palabra guardará; y Mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él.

Efesios 2:22 En quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el espíritu.

Palabras del ministerio

El Dios Triuno hace Su morada con los creyentes con el fin de edificar Su morada. Cada vez que tuvimos la dulce sensación de estar en la presencia del Señor y de que el Señor estaba morando en usted plenamente, percibió que amaba entrañablemente a todos los creyentes. En ese momento se daba cuenta de que no tenía problema con ningún creyente y que estaba dispuesto a perdonar cualquier falta de cualquier hermano o hermana. ¿Qué es eso? Eso es el deseo de ser uno con los creyentes para el edificio de Dios. Siempre que usted se encuentre en tal situación con el Señor, tendrá el deseo de mezclarse con los santos; no querrá estar sólo.

La edificación de la morada de Dios entre los hombres en la tierra hoy depende por completo de esta experiencia. Es posible que dos hermanos tengan problemas entre sí. ¿Cómo pueden solucionarlo? No es nada fácil. Un día ellos empiezan a amar al Señor y a sentir un profundo y dulce aprecio por Él. El Señor les da un mandamiento y ellos lo reciben; inmediatamente se encuentran en la presencia del Señor, y el problema desaparece. Ésta es la manera en que el Señor realiza Su obra divina de edificación entre nosotros. No depende de organización, reglas ni enseñanzas externas, sino del amor que tenemos por el Señor, de que experimentemos Su manifestación y de que Él permanezca con nosotros.

En el fútbol femenino, se inició este sábado la tercera fecha de la Liga Betplay, en la que, el América de Cali, consiguió vencer por 4-0 al Real Santander.

El equipo americano impuso desde el pitazo inicial su superioridad frente a un desteñido Real Santander, sorprendido por las escarlatas, que aprovecharon los momentos precisos para anotar y alzarse con la victoria.