Lunes, 01 Agosto 2022 01:09

BIENAVENTURADOS LOS POBRES EN ESPÍRITU (1)

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Versículos de la Biblia

Mateo 5:3 Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.

2 Timoteo 4:22 El Señor esté con tu espíritu. La gracia sea con vosotros.

Palabras del ministerio

[Parte 1 de 2]

Cuando yo andaba en mi condición caída, lejos de Dios, estaba lleno de filosofía y de religión. No sólo andaba en la dirección equivocada, sino que también estaba lleno de conceptos y pensamientos inútiles. Cuando oí la predicación del evangelio, experimenté un cambio en mi mente. Sin embargo, todavía estaba lleno de muchos conceptos filosóficos y religiosos. Debido a eso, no sólo necesitaba un cambio en mi mente, sino que también necesitaba ser pobre en mi espíritu. Ser pobre en nuestro espíritu significa vaciar nuestro espíritu. Significa que nos abrimos en lo profundo de nuestro ser y nos desprendemos de cualquier otra cosa para que el Señor Jesús pueda entrar en nuestro espíritu. Cuando Él entró en mí, vino como el Rey con el reino. Si somos pobres en espíritu, de nosotros es el reino de los cielos.

Es posible que usted haya cambiado mucho en la vida y esté de pie delante del Señor, ¿pero qué diría usted de su espíritu? ¿Está su espíritu abierto a Él? ¿o está lleno de otras cosas? ¿Todavía está usted lleno de conceptos filosóficos y religiosos? Los griegos estaban llenos de la filosofía de Platón; los chinos, de la enseñanza de Confucio; y los judíos, de las enseñanzas de Moisés. Sólo al ser usted pobre en espíritu, puede el Rey, junto con el reino, entrar en usted. Esto requiere que usted abra su ser en lo más profundo y arranque todos los conceptos, opiniones y pensamientos que lo han llenado. Cuando ha vaciado su espíritu, el Rey y el reino entrarán en usted. En aquel momento, es de usted el reino de los cielos. [Continúa mañana

Visto 104 veces