Jueves, 23 Junio 2022 01:20

JESUS ES EL JOSUÉ QUE INTRODUCE EN EL REPOSO

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Versículos de la Biblia

Mateo 11:28-29 Venid a Mí todos los que trabajáis arduamente y estáis cargados, y Yo os haré descansar. Tomad sobre vosotros Mi yugo, y aprended de Mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas.

Palabras del ministerio

En Génesis 1 no encontramos el nombre “Jehová”. “Dios” es el único nombre que hallamos: “En el principio creó Dios...” Elohim —Dios— es el nombre del Dios Creador. El nombre “Jehová”, el cual no se usa sino hasta el capítulo 2 de Génesis, es utilizado especialmente en las ocasiones en que Dios se relaciona con el hombre. El nombre “Jesús” es algo adicional añadido al nombre “Jehová”, es decir, Jehová nuestra salvación o Jehová nuestro Salvador.

Jesús es el verdadero Josué. Josué es el equivalente en el hebreo del nombre Jesús, y Jesús es la traducción griega del nombre Josué. Moisés sacó de Egipto al pueblo de Dios, pero Josué los hizo entrar en el reposo. Jesús, como el verdadero Josué, nos hace entrar en el reposo. Mateo 11:28 y 29 dicen que Jesús es el reposo y que El nos introduce en Sí mismo, el verdadero reposo. Hebreos 4:8, 9 y 11 también hablan de que Jesús es nuestro verdadero Josué. El Josué del texto antiguotestamentario viene a ser Jesús en el texto griego del libro de Hebreos. El Jesús mencionado en Hebreos 4 es nuestro Josué.

Hoy en día, Jesús es nuestro verdadero Josué, quien nos lleva al reposo, es decir, al reposo de la buena tierra. El no solamente es nuestro Salvador que nos salva del pecado, sino también nuestro Josué que nos hace entrar en el reposo, o sea, la buena tierra. Cuando invocamos Su nombre, El nos salva del pecado y nos hace entrar en el reposo, el cual es el disfrute de Sí mismo. Una línea de uno de los himnos habla de proclamar el nombre de Jesús mil veces al día. Cuanto más usted dice: “Jesús”, mejor. Tenemos que aprender a expresar el nombre de Jesús todo el tiempo. Jesús es nuestra salvación. También es nuestro reposo. Todo aquel que invoque el nombre del Señor Jesús será salvo y entrará en el reposo.

Visto 95 veces