Lunes, 26 Febrero 2024 00:00

EL PRINCIPIO DE ENCARNACIÓN (DIOS EN EL HOMBRE)

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Versículos de la Biblia

1 Corintios 4:9 Pues según pienso, Dios nos ha exhibido a nosotros los apóstoles como postreros, como a sentenciados a muerte, porque hemos llegado a ser espectáculo al mundo, a los ángeles y a los hombres.

1 Corintios 7:40 Pero a mi juicio, más dichosa será si se queda así; y pienso que también yo tengo el Espíritu de Dios.

Palabras del ministerio

Pablo dice pienso , lo cual es muy significativo, pues significa que no estaba totalmente seguro. No es que él pretendiera ser humilde, sino que hablaba conforme al principio de encarnación. Él no dice: Así dice el Señor , tampoco: Hermanos y hermanas, ¿no se dan cuenta de que estoy hablando en el espíritu? En el actual movimiento pentecostal se acostumbra a afirmar: Así dice el Señor . No obstante, esta práctica no concuerda con el principio neotestamentario.

Estoy seguro que Pablo sabía que sus palabras provenían de Dios, pero dijo pienso porque estaba consciente de que en el Nuevo Testamento se habla conforme al principio de encarnación.

Dios habla en nuestro hablar. Dios y el hombre llegan a ser uno, y en esta mezcla, lo que el hombre hace lo hace Dios simultáneamente. Lo que Pablo dijo constituye un ejemplo de este principio, por lo cual considero que su inserción en el versículo 9 es de mucho valor. Dios puede hablar en nuestro hablar, ¡cuán significativo es esto! La expresión pienso indica que era Pablo el que hablaba. Pero según el principio de encarnación, lo que él decía era lo que Dios decía. Puesto que Pablo y Dios eran uno, cuando Pablo hablaba, Dios hablaba también. Esto es lo que significa la palabra pienso en este versículo.

Visto 189 veces