Miércoles, 31 Enero 2024 05:09

EL ESPÍRITU DE DIOS Y EL ESPÍRITU DEL HOMBRE

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)


El Espíritu del Dios y el espíritu del hombre
Versículos de la Biblia
1 Corintios 2:11 Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios.

Romanos 8:16 El Espíritu mismo da testimonio juntamente con nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios.


Palabras del ministerio
Ser salvo equivale a ser avivado y despertado en nuestro espíritu. Toda persona salva, sin importar dónde esté, ha sido despertada en su espíritu. Este es un hecho, aunque no estén muy conscientes de ello.

Tan pronto que el espíritu de alguien es despertado de esta manera, la persona empieza a conocer el sentido de la vida humana y la fuente de ésta; comienza a conocer las cosas del hombre. Repito, si vamos a conocer las cosas del hombre, tenemos que usar nuestro espíritu.

Cuando ejercitamos nuestro espíritu para conocer las cosas del hombre, entramos en el Espíritu de Dios. No podemos separar los dos espíritus, el espíritu humano regenerado y el Espíritu divino. De ahí que Pablo habla de ambos espíritus en 2:11. Primero dice que nadie sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él. Luego añade que nadie conoce las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios. Si queremos ser personas íntegras debemos experimentar los dos espíritus: el espíritu del hombre que nos hace aptos para conocer las cosas del hombre y el Espíritu de Dios que nos capacita para conocer las cosas de Dios. Según la Biblia, ambas cosas están relacionadas. Por ende, conocer los dos espíritus se vuelve aún más apremiante.

Visto 172 veces