Jueves, 14 Marzo 2024 04:54

SENADORES Y PARTIDOS CONTRA LA PARED, POR LA SALUD

Escrito por ALFONSO VÉLEZ JARAMILLO*
Valora este artículo
(0 votos)
*Periodista y abogado *Periodista y abogado

Que no canten victoria los senadores y los partidos políticos que firmaron el hundimiento del proyecto de la reforma a la salud, porque el pueblo colombiano se los cobrará en las urnas, seguro y ya hay antecedentes muy recientes.

Se trata de los “padres de la patria” Honorio Henríquez y Alirio Barrera, del Centro Democrático, José Alfredo Marín y Nadia Blel, del Partido Conservador, Lorena Ríos, de Colombia Justa Libres, Miguel Ángel Pinto, del Partido Liberal, Berenice Bedoya, de Alianza Social Independiente ASI y Norma Hurtado, del Partido Unión por la Gente.

Ellos, como si fuera una gran noticia, mostraron los dientes y sus garras para beneficiar a las EPS, que no sienten el dolor de las personas enfermas y desvalidas, las tratan como clientes y no como pacientes enfermos. Aparte muchos utilizan la salud para enriquecerse, porque ya se ha visto los manejos irregulares de los recursos.

Una EPS se quiebra, nadie responde ni hay forma de ejecutarla, la ley no tiene dientes para hacerlo, casos como el de Palavecino, presidente de SaludCoop, es visible y muchas otras EPS intervenidas que trampearon a las clínicas y hospitales y no hay quien les haga pagar, mientras los beneficiarios disfrutan en lujosas mansiones, fincas, canchas de golf, todo en poder de testaferros.

Este hecho no pasará desapercibido en las regiones y no en los pasillos del congreso, como ellos están convencidos, en donde estos senadores viven muy bien con todas las comodidades.

En los municipios todos los días mueren personas y muchas otras siguen esperando que, a los 3 y 4 meses, cuando están de buenas, les den una cita para que los atiendan.

Mientras tanto los directivos de las EPS, dándose la gran vida, inescrupulosamente a costa de la vida de los demás y los recursos de los colombianos.

Seguro que seguirán las quejas por la inadecuada y extemporánea atención en salud causante de miles y miles de acciones de tutelas que congestionan los despachos judiciales y las secretarías de salud de todo el país.

Precisamente, el Tribunal Superior de Bogotá, en la tutela con radicado No. 20240001101 y con ponencia del magistrado Alberto Poveda, critica el comportamiento de las EPS por vulnerar sistemáticamente el derecho a la salud y dispuso el amparo a una señora para que reciba la atención adecuada que estaban negándole.

“Cuando los jueces nos preguntamos por la cantidad de demandas de tutela que presentan los ciudadanos y la fuente de vulneración de los derechos fundamentales, encontramos que son las EPS las que con mayor frecuencia resultan cuestionadas ante los estrados judiciales porque no prestan pronta y adecuada atención a la salud de sus afiliados”, señala el fallo.

Agrega que “No programan oportunamente las citas médicas, retardan u omiten la entrega de medicamentos, desatienden la necesidad de realizar prontamente tratamientos o cirugías y un largo etcétera que perfectamente encaja en la descripción de estado de cosas inconstitucionales en el sistema de salud nacional”

Por su parte, la Contraloría General de la República, sobre el estado financiero de las EPS encontró un sinnúmero de irregularidades, situación que a pesar de las multimillonarias transferencias de la Nación no se soluciona y el servicio de salud no mejora.

Por otro lado, el Tribunal, hace alusión a que “Dicha situación también explica que en el Congreso de la República se discutan diferentes fórmulas para aliviar las deficiencias del sistema de salud y, por ello, una de las propuestas se dirige a eliminar las EPS porque más que un servicio se ha convertido en un negocio que arroja pingues beneficios a sus propietarios”.

Aunque, hay que reconocer que el espíritu de la Ley 100 tiene atributos, lo malo es el manejo de los recursos por parte de las EPS, estos deben girarse directamente a los clínicas y hospitales que han perdido mucha plata con las EPS quebradas y nadie responde. Qué horror.

Visto 863 veces