Martes, 30 Marzo 2021 05:56 Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

El elefante de bosque al borde de la extinción

 

“Pequeño”, frágil y muy amenazado, el elefante de bosque o selva (Loxodonta cyclotis) está desapareciendo a pasos agigantados y se acerca peligrosamente a su extinción. 

Durante muchos años fue considerado una subespecie del elefante africano (Loxodonta africana), pero estudios genéticos, biológicos y de comportamiento han llevado a los zoólogos a separar a los paquidermos africanos en dos especies diferentes: el elefante de sabana y, nuestro protagonista, el elefante de bosque.

Más pequeño, el de bosque no suele superar los 2,5 metros de altura, frente a los 3 y hasta 5 metros que puede alcanzar su pariente de sabana; y, al igual que los elefantes indios, tienen una uña menos en cada pata respecto a los de sabana.

El tráfico de especies está acabando con esta y todas las especies de elefante por el comercio ilegal de marfil.

Más de la mitad asesinados en los últimos 10 años

El tráfico de especies está acabando con esta y todas las especies de elefante por el comercio ilegal de marfil. 

Consolidada la separación, a partir de ahora los expertos del Grupo de Especialistas en Elefantes Africanos de la UICN tratarán a los elefantes de bosque y los de sabana como dos especies distintas, aunque con un futuro en común MUY PREOCOUPANTE.

En los últimos 31 años los elefantes de bosque perdieron más del 86% de sus efectivos (el 60% solo en los últimos diez años) y, en la misma tendencia  dramática, la población de elefantes de sabana disminuyó un 60% en los últimos 50 años.

Teniendo en cuenta la catastrófica disminución de sus poblaciones la UICN clasificará a la nueva especie de elefante de bosque en la categoría de En Peligro Crítico de Extinción de su Lista Roja y al elefante de sabana En Peligro.

Víctima de la deforestación y el tráfico de marfil rosado

Los últimos elefantes de bosque sobreviven en las selvas de unos pocos países de África ecuatorial (centro del continente) y juegan un papel esencial en la dispersión de semillas y en el ciclo de nutrientes del ecosistema forestal que habitan.

Sus principales amenazas son la deforestación, que los está dejando sin hogar, y la caza furtiva. Sus colmillos de marfil, ligeramente rosados, son muy apreciados por los furtivos y muy demandados por los traficantes de vida salvaje.

Los pequeños elefantes viven agitados y en estrés constante por la presencia de furtivos en la zona.

60 años defendiendo a los elefantes

Desde hace 60 años y gracias al apoyo de nuestros socias y socios, en WWF cuidamos el hogar de los elefantes en todos los países donde viven. Creamos reservas, corredores ecológicos y restauramos sus hábitats perdidos. Les ponemos collares GPS  y colocamos cámaras de fototrampeo para conocer sus necesidades y vigilar sus movimientos. Fomentamos el ecoturismo y el diálogo con la población local para minimizar los conflictos con los agricultores.

Además, en WWF luchamos sin descanso contra el tráfico de marfil y otras partes del elefante, formando y apoyando a los guardas que se juegan la vida y se enfrentan a los furtivos, y trabajamos con los gobiernos para cerrar los mercados ilegales que trafican con especies protegidas y poner fin a este crimen.

Los elefantes de bosque son únicos, están en peligro crítico de extinción y te necesitan.

Visto 177 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.