All for Joomla All for Webmasters
12 May

El Macizo colombiano

Escrito por  GABRIEL CALDERÓN MOLINA

 

Si hay algo que, a mediano y largo plazo, debe preocupar a los huilenses, es la preservación del Macizo Colombiano, espacio hidrográfico en donde nace el río Magdalena que baña y le sirve al departamento a lo largo y ancho de su territorio. Muchos de quienes vivimos en el Huila, no somos conscientes de la importancia que tiene este Macizo como el más grande productor de agua en Colombia, ya que en este espacio nacen, además del Magdalena, el río Cauca, Caquetá y Patía.

El Macizo Colombiano desde los tiempos de la Conquista y la Colonia ha venido siendo víctima de la destrucción de sus bosques y de sus recursos hídricos. Primero lo hicieron los Encomenderos y las élites de Popayán, quienes arrasaron los bosques de las partes alta del río Cauca – zonas de Paletará y Sotará – para fundar latifundios ganaderos. Luego lo hicieron los colonos e indígenas en lo que hoy son los municipios de La Vega, San Sebastián y Almaguer que terminaron ocupando páramos, como el Barbillas, para la agricultura, la minería y cultivos ilícitos. Por el lado del Huila, el daño ha sido menor, pero la agricultura y la ganadería sigue avanzando en los municipios - San Agustín, Isnos, Saladoblanco, La Argentina y La Plata - hasta el punto de que, según los expertos, la deforestación ya cubre el 70% del total del Macizo.

El impacto de la deforestación sobre la generación de los recursos hídricos es evidente, cuando los ríos y quebradas que descienden de sus estribaciones, han disminuido ostensiblemente sus caudales, afectando el uso de sus aguas en la producción agrícola y la satisfacción de las necesidades de consumo. Problema que se agrava por la erosión de los suelos, la pérdida de la biodiversidad y la contaminación de sus aguas.

Después de una lucha de más de veinte años liderada por el ex gobernador Julio Enrique Ortiz y el periodista Liberio Jiménez, respaldada por las dos excursiones que se han hecho al Macizo, el gobierno nacional expidió en el 2017 el documento CONPES No 3915, cuyo objetivo es la implementación de un modelo de desarrollo regional integral para impulsar el desarrollo productivo sostenible y la conservación   de sus ecosistemas. Dicho CONPES contempla la destinación en los próximos cinco años de la suma de $256.000 millones para ser invertidos en la implementación y aplicación de un modelo de desarrollo sostenible, con metas y estrategias, que conduzcan a su conservación, la recuperación de bosques y la protección de sus recursos hídricos.

Lo que aún no se sabe, es qué clase de tratamiento le dio el actual gobierno en el Plan Nacional de Desarrollo a este CONPES, tan importante para el Huila. Ojalá este compromiso del Estado no se quede en el papel y en los sueños de los huilenses y caucanos.

Visto 129 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Su opinión
Escriba su comentario