All for Joomla All for Webmasters
24 Enero

Cinco extravagancias en el Huila

Escrito por  EDGAR ARTUNDUAGA SANCHEZ

 

1-El caso John EdisonTorrejano en Baraya (que se mandó mejorar las nalgas con dinero que se robó de la administración y sigue exhibiéndose) se repitió en el municipio de Paicol, sin que se conozcan todos los detalles. Ni el monto de lo hurtado ni las veleidades del ladrón, como tampoco el sexo del bribón).

El alcalde Henry Durán, extrañamente, ha resultado huidizo para plantear el asunto, tanto como su camaleónica identidad política. Y cuando la gente no pone la cara despierta sospechas.

2- Una afrenta contra la ciudadanía sería la candidatura al concejo de Celiano González, hermano del gobernador (y de Cielo), encargado de los trabajos más sucios de la famiempresa política.

Celiano, maléfico personaje, tiene como oficio relacionarse con los bajos fondos de “la organización”. Si bien es cierto que el concejo de Neiva es una vergüenza (con pocas excepciones), la presencia de Celiano enrarece más el aire político y sería descargar una volquetada de lodo a la corporación.

3- Tampoco tiene presentación que Pedro Suárez aspire a la asamblea del Huila, cuando todavía no se reparan las muertes del estadio Plazas Alcid ni se aclaran todas sus andanzas como alcalde de Neiva.

Seguramente Suárez hace las cuentas que si sus socios en el saqueo a la administración andan libres, él recupera su condición de político inmaculado. Tanto él como otros políticos no saben otra cosa que “ordeñar la teta oficial”, vivir como garrapatas del Estado y nuestros impuestos.

4- Las cosas andan mal en el estado porque sus instituciones andan peor. La fiscalía incauta 180 mil dólares en Pitalito y en vez de depositarlos en un banco, se los entrega a la policía, que tiene un cuartel destartalado y una bodega que da risa.

Le entregan la llave de la bodega a un policía, que se pasea con ellas, seguramente haciendo alarde del secreto a voces.

Obvio que el dinero tenia que “perderse”. La policía no tiene cámaras de seguridad ni mayores controles. Los 25 hombres de la Sijin de Pitalito están bajo sospecha, no detenidos pero sin trabajar. Antes habían guardado 500 mil dólares, que debieron transportar por tierra hasta Bogotá para consignarlos en el Banco de la República.

5- Con absoluto descaro, Fabio Guzmán, a quien denuncié por grabar sin su consentimiento a varias jóvenes modelos que se matricularon en su “academia”, está pidiéndole a la fiscalía que proteja “su privacidad”. Y de paso chantajea a sus víctimas, que se ven parcialmente en los videos.

Guzmán se vio obligado a cambiar la razón social de su empresa y nombró a su mamá como representante legal. Muchas señoras siguen llevando a sus hijitas a que aprendan a caminar con el depravado.

Visto 371 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Su opinión
Escriba su comentario