All for Joomla All for Webmasters
04 Diciembre

La epidemia del siglo

Escrito por  MIGUEL RODRÍGUEZ HORTÚA

 

Una sociedad en silencio y la cultura del dinero fácil heredada del narcotráfico, con una dirigencia política sumida en cientos de escándalos por corrupción, que en la mayoría de los casos  terminan en total impunidad, por los exagerados y vergonzosos privilegios judiciales y carcelarios, han conducido a parte de nuestra sociedad a creer  que este es el país de: “sálvese quien pueda”, que lo más fácil y rentable es violar la ley saqueando las arcas del erario público.

Los escándalos por corrupción más recientes, son los sobornos de Odebrecht a Senadores colombianos, a figuras “prestantes” de la alta alcurnia nacional empresarial, en donde resultaron seriamente untadas dos campañas presidenciales, y los más de 4.000 millones de dólares de sobrecostos en la construcción de la refinería de Cartagena (reficar), serían la madre de todas las historias de actos de corrupción en Colombia.

Organizaciones sociales nacionales e internacionales, que investigan el comportamiento del aparato estatal colombiano, estiman, que este país pierde 50 billones de pesos año por la corrupción, que servirían para construir: un millón de casas de interés social, 500 mega colegios, 250 mega hospitales o para pavimentar 50 mil kilómetros de vías terciarias, cada año.

No es gratis que ocupemos el puesto 90 entre 176 naciones evaluadas por transparencia internacional, o que en los últimos 7 años, más de 20 mil personas hayan sido condenadas por corrupción.

El Huila no se queda atrás. Cientos de obras inconclusas en donde los dineros de regalías se fueron para los bolsillos de contratistas e intermediarios, mientras las obras se convirtieron en elefantes blancos, símbolo de la corrupción. El distrito de riego Tesalia – Paícol, una mega obra que estaba proyectada para construirla con 78.652 mil millones (2009), hoy los costos para su terminación superan los 200 mil millones de pesos. Esta obra una vez terminada beneficiaría a un reducido número de personas, que no superaría las 200 familias, algo así muy parecido al programa “agro ingreso seguro”

Pero que más se puede esperar de esta dirigencia, sí los mismos que hoy tienen en sus manos los entes de control fiscal, penal y administrativo, son los primeros involucrados en los más sonados “nauseabundos” casos de corrupción, nacional e internacional. Basta con mirar un solo caso: el fiscal nacional anticorrupción hoy extraditado y preso por corrupción. Es el modelo político económico que nos impone la derecha de este país desde hace más de 200 años. 

Visto 168 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Su opinión
Escriba su comentario