All for Joomla All for Webmasters
30 Julio

La Democracia Cafetera

Escrito por  LIBARDO GOMEZ SANCHEZ

 

La mayoría de quienes disfrutamos del exquisito sabor y aroma de una tasa de buen café, no conocemos los enormes sacrificios que deben realizar aquellos que preparan el almacigo, siembran los surcos, los mantienen limpios, abonan y cosechan luego de luchar contra las plagas que infestan los cultivos. En Colombia la suerte de los cafeteros afecta un universo de más de medio millón de familias y para el departamento del Huila resulta de especial interés el futuro de la rubiácea, por cuanto más de ochenta mil familias dependen de esta producción de manera directa y 35 de los 37 municipios soportan una parte sustancial de su economía en la cosecha de café.

La pobreza es la mejor descripción de quienes se dedican al cultivo del café; paradójicamente disponen de una organización nacional de varias décadas, la Federación de Cafeteros, que elegirá los miembros de los comités municipales y departamentales, el 8 y 9 de septiembre; los atribulados productores podrán acercarse a las urnas instaladas en 17 departamentos en los que se siembra café; coincide este proceso con un momento crítico de la actividad, por elevados costos de producción e  ingresos a la baja por la caída de los precios internacionales, como consecuencia de la manipulación que de ellos hacen las multinacionales que controlan el mercado mundial, pues los productores no influyen en las reglas del intercambio global.

Los Comités ya no disponen de los recursos de otras épocas con las que colaboraron en la construcción de la infraestructura de los municipios y construían escuelas, centros de salud, acueductos rurales, vías terciarias, redes de electrificación, centros de acopio, infraestructura de secado y beneficio, capacitación y asistencia técnica, subsidio para insumos agropecuarios, investigación y un largo etcétera que ya no van por sus apreturas presupuestales.

Mientras Trump ordena la transferencia de doce mil millones de dólares adicionales a los productores afectados por la guerra comercial que ha declarado a China y la UE, nuestro gobierno se empecina en negar precio de sustentación para los cafeteros, con el falaz argumento de que en el libre comercio cada quien es responsable de su destino y así haciendo gala de una irresponsabilidad absoluta, los recursos para el agro cada año son inferiores al anterior.

Las elecciones de sus representantes, sin embargo, podrían conducir a un nuevo capítulo en el futuro de la caficultura, si quienes lleguen a estos organismos propician el reclamo democrático por una política de apoyo, contrario al secular abandono que han sufrido.

 

Visto 68 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Su opinión
Escriba su comentario