All for Joomla All for Webmasters
27 May

El Quimbo, Ituango, Popeye.

Escrito por  DIOGENES DIAZ CARABALI

 

En los dos gobiernos de Uribe sí se expropiaron tierras; a campesinos humildes, cuyo único sustento eran los productos de pancoger que sembraban en pequeñas parcelas ubicadas en las zonas donde se iban a construir las presas de El Quimbo e Ituango. Además de las tierras usurpadas por paramilitares, o las que a costos bajos compraron avaros terrateniente, incluidas los hijos de Uribe en Mosquera, Cundinamarca. Muchos habitantes de Garzón, Gigante, Tesalia, Paicol, El Agrado son testigos de cómo sin ninguna alternativa fueron obligados a recibir pírricas sumas por sus predios, que hoy los tiene en la miseria. El daño causado por la construcción de El Quimbo es irrecuperable, pues no solo destruyó el tejido de la propiedad, sino que atentó contra antropología de la gente, su cultura, sus creencias, donde el río, por siglos, fue el constructo particular de apropiamiento y realización.

Misma suerte corren los habitantes de la zona e influencia de la presa Ituango, en Antioquia, con el agravante de que allí parece que corrió la corrupción a manos llenas, faltó profesionalismo en los estudios de diseño, no se calcularon bien los riesgos ni se tuvo en cuenta la inestabilidad de la cordillera a intervenir, por lo que hoy, la presa, amenaza con causar una tragedia sin precedentes en la historia del país, y como El Quimbo, tiene el sello de la vanidad uribista, de la irresponsabilidad de los gobernantes municipal de Medellín y gobernación de Antioquia por realizar un proyecto sin contemplar los daños colaterales. Miles de personas han sido evacuadas, miles de animales corren el riesgo de desaparecer, el daño irreparable de la riqueza ictiológica, de la fauna y de la flora amenazada con su extinción de producirse una avalancha ya pronosticada y, que, ojalá no ocurra.

“Maldit@s Petristas denuncien mi tw. Los odio. Si no me puedo expresar..mi Fusil hablará por mi. Cuando empiece el dolor y el llanto. No lloren que no abra compasión. Amo Colombia soy un guerrero Santo. Y peleo por la familia del No. mi familia…. Dios cuanto l@s Odio”, es un twitter del señor Jhon Jairo Velásquez Vásquez, “Popeye”, uno de los persajes más peligrosos del país, miembro del Centro Democrático y seguidor del candidato Iván Duque, quien ha proferido todo tipo de amenazas contra otros candidatos sin que el Fiscal General de la Nación se inmute. En otro país, tales expresiones serían consideradas terrorismo, y su autor conminado en la cárcel más segura con que se cuente. Que resulta obsecuente con muchos simpatizantes del uribismo a quienes no les cabe en la cabeza aceptar otra percepción de la realidad, otra mirada de la vida, otra forma de hacer gobierno. En resumen, no aceptan el juego democrático, donde se triunfa o se padece derrotas. Lo demostraron durante los ocho años del gobierno Santos, a quien no atribuyen ningún aspecto positivo y lo califican de traidor, aunque como es normal, todo presidente tiene ejecutorias buenas y malas.

Y esta otra de Popeye (8:01 - 20 may. 2018) : “La Cosa es fácil : Los colectivos son Asesinos pagos por el Comunismo y apoyados por la iglesia.. los que los enfrentaremos seremos guerreros Santos apoyados por Dios y el pueblo de Dios. Es mucha la diferencia. Malditos Curas. Ufffff, sin que los que hablan de legalidad y orden se inmuten.

Visto 49 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Su opinión
Escriba su comentario