All for Joomla All for Webmasters
30 Enero

Anécdotas Electorales

Escrito por  LIBARDO GOMEZ SANCHEZ

En vísperas de la elección de Senadores y Representantes a la Cámara, es frecuente escucharle a los potenciales electores historias reales o ficticias, que reflejan el estado de ánimo de la gente y su percepción sobre los candidatos en puja; queremos compartir algunas que hemos oído para que saquen sus propias conclusiones.

Se conocen casos en que dados los problemas judiciales de algunos congresistas, tipo  los Ñoños, los Basiles, etc.,  procuran transferir los electorados a sus parientes, para mantener presencia en el legislativo, desde donde organizan sus negocios de defraudación del erario público. La primera anécdota a contar, se relaciona con una candidata que pretende sustituir a su hermano congresista, en este caso no por asuntos legales todavía; reúne a un grupo de campesinos en zona cafetera, luego de la habitual perorata en que promete lo humano y lo divino, en un gesto magnánimo pregunta a los asistentes cuales son las dificultades de los habitantes del municipio y el más humilde de ellos se levanta, cortésmente agradece la visita y  responde : doctora la lista de problemas es la misma que todos los años le entregamos a su hermano cuando venía por los votos, ahora se han añadido otros, que con seguridad se mantendrán cuando tengamos su próxima visita; la candidata se despidió rápidamente y salió como por entre un tubo.

La segunda, tiene que ver con otro político de la Unidad Nacional que pretende la reelección y se encuentra en un salón con su equipo de trabajo, uno de ellos medio inquieto le pregunta cómo responder frente a la inconformidad de los electores por la aprobación del incremento del IVA  y el Senador le dice: ¡sin nosotros hubiera sido peor!, el interlocutor medio molesto le dice: por favor no nos crea tan pendejos, recuerde que estamos con usted, con ese cuento a otros.

Para terminar, un candidato también en busca de la reelección, cuyo lema es: Aquí Uribe soy yo, a falta de cualquier argumento convincente, llega con un carro valla a una plaza principal y luego de invitar por un parlante infructuosamente a quienes lo eligieron hace cuatro años, no le queda más remedio que irse con las patas entre el rabo.

Aunque la proliferación de propaganda de los mismos con las mismas, indica que el billete se moverá duro, podrían darse sorpresas el 11 de marzo si las gentes comprenden que los políticos toman decisiones que afectan su existencia y en consecuencia se deciden a votar por los que tienen una historia de vida de compromiso con la comunidad y no compran votos.

Visto 61 veces
Valora este artículo
(1 Voto)

Deja un comentario

Su opinión
Escriba su comentario