All for Joomla All for Webmasters
20 Enero

Parábola sobre el miedo

Escrito por  ORLANDO OLIVEROS ACOSTA*

 

Un 11 de agosto de 1967, durante la clausura del XIII Congreso Internacional de Literatura Iberoamericana en Venezuela, Gabriel García Márquez narró por primera vez hacia un público desconocido un cuento que aún no había escrito y que con el tiempo sería titulado “Algo muy grave va a suceder en este pueblo”. El cuento es breve y cuenta la historia de una señora vieja, que se despierta con el presentimiento de que una calamidad va a ocurrir en el pueblo que habita.

Así se lo dice a sus hijos, que se burlan y no le creen, hasta que esa misma mañana el hijo mayor pierde una apuesta jugando billar y termina diciéndoles a los presentes que no estaba concentrado porque se había quedado pensando en su madre y su idea de que algo muy grave iba a ocurrir en el pueblo. El ganador de la apuesta, al regresar a su casa, le comenta este augurio a una pariente quien, a su vez, se lo dice al carnicero, y éste se encarga de regar el rumor por todo el pueblo. Hacia el mediodía la población entera se encuentra en la incertidumbre maldita del presagio, todas las actividades se detienen y la gente está paralizada esperando a que ocurra algo extraordinario.

Alguien, tirándoselas del más macho, decide irse del pueblo para evitar ser afectado por la catástrofe que se avecina. Los habitantes lo ven partir con su familia y sus pertenencias en una carreta. Eso anima a otras familias que también deciden irse y, al final, son todas las personas las que dejan el pueblo. Las últimas familias acaban incendiando sus casas abandonadas para que “no les caiga la desgracia”. Y en medio de aquel éxodo masivo se encuentra la señora del presentimiento inicial, gritando: “Yo dije que algo grave iba a pasar, y me dijeron que estaba loca”.

Así concluye el cuento, con la exhibición de cómo un pequeño presagio puede apoderarse poco a poco de un pueblo hasta convertirse en el detonante de una histeria colectiva. Con esto Gabo nos ha mostrado el funcionamiento del miedo, la naturaleza evolutiva del terror que halla en las multitudes su terreno más fértil. Este es un mecanismo que los interesados en la polarización y la desestabilización de Colombia conocen a la perfección.

Un día cualquiera, por ejemplo, la extrema derecha se levanta con la ocurrencia de que el país está a punto de sucumbir al castrochavismo, de modo que comienza a enviar por WhatsApp diversas cadenas que desinforman y manipulan, y que pasan de celular en celular hasta incrustarse en las masas y generar el pánico necesario para ganar adeptos. Por ello, con el fin de evitar que algo muy grave sí vaya a suceder en Colombia, nuestra misión consistirá en no tragar entero, en no creer cualquier babosada paranoica que nos haga quemar, por puro susto, nuestras propias casas.

*Columnista de El Universal de Cartagena

Visto 132 veces
Valora este artículo
(1 Voto)

Deja un comentario

Su opinión
Escriba su comentario