All for Joomla All for Webmasters
03 Enero

El agua es fuente de vida

Escrito por  MIGUEL RODRIGUEZ HORTÚA

El agua cubre el 71% de la superficie terrestre formando océanos, casquetes polares, aguas superficiales y subterráneas. Estos elementos conforman la hidrosfera. Se estima que su volumen de agua, es de 1.386 millones de km3. De este el 96,5 % es agua salada y el 3,5% es agua dulce. Del último porcentaje, el 69% se encuentra en forma sólida en los glaciares y el 30% como agua subterránea, quedando solamente el 1% conformando los ríos, lagos y lagunas.

La contaminación de ríos y arroyos se ha convertido en uno de los problemas ambientales más graves del siglo XXI.

Esta contaminación química se divide en dos: contaminación puntual y no puntual. La primera procede de fuentes identificables como fábricas, refinerías o desagües de aguas residuales del sector residencial. La no puntual es aquella cuyo origen no puede identificarse con precisión, como las escorrentías de la agricultura o la minería o las filtraciones de pozos sépticos.

Cada año mueren unos 10 millones de personas en el mundo por consumir agua contaminada. Las corporaciones autónomas de Colombia se preocupan más por facilitarle las licencias ambientales a las empresas dedicadas a la explotación petrolera y minera, que por defender nuestros recursos naturales. Cuando son mineros artesanales son estigmatizados, perseguidos y judicializados.

El estado debería organizar, capacitar y suministrarle los elementos técnicos al pequeño minero y ejercer control sobre estas pequeñas empresas, para  erradicar de su actividad el uso del cianuro y mercurio, que son grandes contaminantes de nuestras fuentes hídricas.

Para extraer un litro de petróleo del subsuelo se requiere inyectar 100 litros de agua. En consecuencia si se extraen millones de barriles del crudo, pues se tienen que inyectar billones de litros de agua dulce, que termina disminuyendo el caudal de ríos y quebradas, causando las grandes sequías con consecuencias catastróficas ambientales, como las que se sufren por épocas en diferentes lugares del país. 

Ante los fenómenos ambientales del niño que produce grandes sequías  y el de la niña que genera grandes inundaciones, derrumbes y avalanchas, se requiere de políticas persuasivas y represivas frente a la tala indiscriminada de bosques, hacer gigantescas campañas educativas, programas de reforestación, protección de cuencas de ríos y quebradas, y destinación de recursos económicos por parte del Estado Colombiano para el dragado y canalizado de quebradas que amenazan la vida humana. El agua es nuestra principal fuente de vida. Hay que… cuidarla. Feliz año 2018

Visto 141 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Su opinión
Escriba su comentario