All for Joomla All for Webmasters
30 Noviembre

Consultas y despilfarro

Escrito por  MIGUEL RODRIGUEZ HORTÚA

Al próximo Presidente de Colombia y al nuevo Congreso les espera tareas de mucha trascendencia para el país, que de no hacerse, difícilmente podremos pensar en educación de buena calidad, salud, vivienda, recreación, desarrollo rural integral para nuestra propia descendencia. Tendrán que corregir una serie de vicios y formas de despilfarro de los recursos públicos, que desde hace varias décadas hace carrera en todas las instituciones oficiales. Será una de sus tareas reducir la burocracia estatal y el legislativo, que nos permita transitar hacía una economía social, equitativa y viable.

El artículo 103 de nuestra constitución colombiana, establece, que son mecanismos de participación ciudadana: el voto, el referendo, la consulta popular, el cabildo abierto, la iniciativa popular y la revocatoria del mandato. La ley 134 de 1994 establece la regulación de estos mecanismos sin impedir el desarrollo de otras formas de participación ciudadana en las diferentes actividades legales humanas.

Si bien es cierto que existen normas nacionales e internacionales que amparan el derecho a las consultas públicas para dirimir conflictos propios de nuestra sociedad, incluida la escogencia de candidatos únicos para las diferentes corporaciones públicas, es inaudito que el estado y sus propios políticos les importe un “rábano” gastarse 40 mil millones para escoger entre dos a un candidato, habiéndolo podido hacer en: consulta interna con sus militantes, haciendo una encuesta, “jugando una partida de ajedrez”, o simplemente por consenso. ¡Qué vergüenza!

Es que más allá de definir quién será el candidato único de la colectividad política, está la reposición de votos que son cifras muy halagadoras para los partidos y los propios candidatos que se quedan con el 80% de esos recursos, que son del erario público. Mejor dicho de los impuestos que pagamos los contribuyentes. ¿Por qué no invertir estos recursos en los niños que están sumidos en la extrema pobreza a lo largo y ancho del país? ¿Por qué no invertir esos recursos en agua potable para el sector rural?

Las consultas populares son muy importantes en casos específicos, en donde el estado debe invertir recursos, mas no en cuanto a escogencia de candidatos de la política. Esa es responsabilidad de cada partido y deben realizarlas interiormente con sus propios recursos.

Los políticos y sus partidos que hoy están sumidos en la más profunda crisis moral, y menos los que aún pueden mirar de frente a los ojos, no deben apostar al… despilfarro.

Visto 47 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Su opinión
Escriba su comentario