All for Joomla All for Webmasters
19 Noviembre

Congresistas a rendir cuentas

Escrito por  MIGUEL RODRIGUEZ HORTÚA

Según la Contraloría general de la Nación, Senadores y Representantes en el año en curso (2017) devengan mensualmente la módica suma de $29’814.000.00 (veintinueve millones ochocientos catorce mil pesos) básicos, mas cincuenta salarios mínimos mensuales de las “famosas UTL, equivalente a $36’885.000.00 (treinta y seis millones ochocientos ochenta y cinco mil pesos mensuales), que son repartidas entre sus familiares a través del modelo de trueque entre congresistas. Luego entonces el costo que paga el erario público por congresista, es de: $66’669.000.00 (sesenta y seis millones, seiscientos sesenta y nueve mil pesos mensuales) Ley 664 de 2001.

Es que no es solamente el sueldo básico y las UTL, es también las prestaciones sociales, seguridad social, escoltas y las jugosas pensiones que son también de gran apetito para Senadores y Representantes, sin hablar de la mermelada que ha sido objeto de grandes escándalos como los de: Yidis Medina y Teodolindo Avendaño en la reelección de Uribe, y sin dejar a un lado la del actual Presidente Santos, cuyo olor sale de la casa de Nariño y se propaga por la mayor parte del Congreso.

No tendríamos que preocuparnos por el sueldo de un congresista, por las UTL, o por sus jugosas pensiones y demás gastos que salen de nuestro bolsillo. Lo insólito es que la mayoría de estos personajes antes que trabajar por el desarrollo integral de su región, de hacer control político, propender por que el Estado se ponga al servicio de las mayorías del pueblo colombiano, se arrodillen ante las transnacionales y sus monopolios, que son los que generan las desigualdades sociales. Y peor aún; los que pretenden robarnos hasta el derecho a vivir en paz.

Los congresistas de cada departamento, antes de pretender refrendar su credencial, deberían rendirle cuentas a sus electores. Me parece un despropósito que estos señores hagan derroche de tanto dinero, mientras muchos niños necesitan de vivienda, salud, recreación y comida. La campaña política que apenas empieza, debería realizarse en foros en cada uno de los municipios ante las comunidades rurales y urbanas, con presencia del sector educativo, organizaciones sociales y medios de comunicación.

Estamos “remamados” de la farsa del abrazo y el beso. De la historia de la traición de Santos. Del discurso de la impunidad por parte de quienes evaden la ley, y del cuento del “castrochavismo”.

Los tiranos construyen imperios sobre la mentira y el miedo, y luego coartan las libertades.

Visto 54 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Su opinión
Escriba su comentario