All for Joomla All for Webmasters
12 Noviembre

El Huila merece un futuro mejor

Escrito por  LIBARDO GOMEZ SANCHEZ

Uno quisiera ser optimista pero la realidad que se palpa en las calles, los comercios y el acontecer diario muestran un deterioro sostenido de  la situación económica de las gentes, percepción que confirman documentos elaborados por entidades fuera de toda sospecha como el DANE y el Banco de la Republica.

Al revisar el diagnostico Huila para los años 2014-2015 periodo en que aún no se ajustaban las cuentas como ahora, el PIB per cápita regional se mostraba en cerca de $12.400.000 por debajo del promedio nacional y lejos de los departamentos con el mayor ingreso; revelaban alguna mejoría actividades como la agricultura, la ganadería y la pesca, así como la construcción que ahora inició su ralentización y electricidad, gas y agua; en materia de empleo los guarismos para la capital Neiva resultaban negativos en un digito en relación con otras ciudades principales; el sacrificio de ganado vacuno se redujo aunque algo mejoró el de porcinos.

El documento del Banco más actualizado, evaluando el primer semestre del 2017 registra la baja demanda en todo el comercio, incluidas las ferreterías por la disminución de las solicitudes de licencias de construcción en número y área y destaca la caída en las solicitudes de matrícula de vehículos nuevos, a pesar de las promociones y las facilidades de crédito ofrecidas por las entidades financieras y los concesionarios.

Uno de los pocos sectores que presentan mejoría, asociada al nuevo ambiente producto de los acuerdos de paz, es el turismo que incide positivamente en la ocupación hotelera, y el transporte de pasajeros; la realidad ira desmintiendo el escenario apocalíptico con el que el Centro Democrático y Vargas Lleras pretenden mantener asustada a la opinión pública en beneficio de sus aspiraciones electorales.

La evidencia confirma el fracaso del modelo económico y su sintonía con la corrupción campante, si los velos que aprisionan a la opinión pública terminan por desenmascararse, otras cabezas de la dirigencia política regional deberán caer; su paso por el congreso se ha reducido a aprobar las políticas que nos tienen al borde del precipicio y quienes han gobernado el departamento y los principales centros urbanos, se han dedicado a saquearlos, algunos ya tienen procesos en curso pero faltan otros; pero esto no es suficiente, si sus herederos se mantienen seguiremos en las mismas, el remedio está en elegir a quienes tienen propuestas de cambio del modelo, su vida asociada al compromiso con el progreso  de la región y su comportamiento como prueba de coherencia y pulcritud.

Visto 57 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Su opinión
Escriba su comentario