All for Joomla All for Webmasters
08 Noviembre

El conflicto social del Cauca

Escrito por  DIOGENES DIAZ CARABALI

El Cauca cuenta con sectores totalmente marginados, sin servicios básicos que puedan generar desarrollo, muchas regiones aún no cuentan con carretera que les permita la conexión entre sus comunidades, menos servicios elementales: agua potable, servicios de salud, energía, educación. Es una situación que viven los indígenas, los negros, los mestizos.

Los índices de pobreza en el Cauca son vergonzantes. Si un hombre o una mujer cabeza de familia puede jornalear los seis días a la semana, su ingreso mensual no supera los cuatrocientos mil pesos, de los cuales en promedio deben sobrevivir cinco personas. La economía de estas regiones de indígenas, negros, mestizos, es de supervivencia. Cultivan guineo, porotos, maíz en poca cantidad, porque los sobrantes no tienen mercado o no vale la pena llevarlos a la plaza ya que cuesta más el transporte.

Términos despectivos como zarrapastrosos, patirrajados, arracacheros, lagartos son los más comunes para referirse a esta población que incluye la mayoría absoluta, que esconden el desprecio manifiesto, que abierta o calladamente expresan quienes han dirigido el departamento e incluso los municipios más marginados. Son términos para discriminar, para burlarse de la pobreza, para dividir en sectores a una población que sufre en común un solo factor que los caracteriza: la pobreza. Se escucha de parte de quienes se consideran blancos y herederos naturales de los privilegios que por muchos años ha mantenido el Status Quo del Cauca, usufructuando la tierra, los recursos, los privilegios que da la política y el gobierno, gentes que se creen descendientes directos de Sebastían de Belalcázar con derecho a continuar el saqueo y el sometimiento de lo que consideran “Razas inferiores”.

Se ha dicho que el Cauca es el mapa radiográfico del conflicto social en Colombia. Agregaría que lo es multiplicado en forma geométrica. Los indígenas han conseguido algunas reivindicaciones a fuerza de unirse, de enfrentar al estado, de poner cientos de muertos y miles de heridos. A los indígenas los cohesiona el deseo de recurar el territorio que ancestralmente les ha pertenecido, pero su situación de miseria no ha cambiado. Los negros no han logrado unidad para conseguir reivindicaciones y los mestizos son campesinos que no cuentan con una organización que los cohesione y represente. Los negros y los mestizos hoy en el Cauca son los sectores más pauperizados, los últimos obligados por las circunstancias a vivir de la explotación de cultivos ilícitos, sin que solucione sus necesidades básicas porque quienes se usufructúan de la coca, la marihuana y la amapola son los mismos “blancos” que conforman las organizaciones mafiosas y que pagan a precios irrisorios el producto básico de los narcóticos.

Es decir, que los pobres zarrapastrosos del Cauca  no tienen oportunidad sobre la tierra, sino es arrancándole a quienes los han dominado su derecho sobre la tierra y a autodeterminarse.   

Visto 56 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Su opinión
Escriba su comentario