All for Joomla All for Webmasters
05 Noviembre

El agro con Robledo

Escrito por  LIBARDO GOMEZ SANCHEZ

El sol como todos los días sale por el oriente, pero no brilla por igual para quienes ocupamos un lugar en la tierra, su luz rápidamente se esparce como una bendición sobre los campos arados por la mano del hombre o las máquinas diseñadas para ese propósito, las semillas sumergidas en los surcos a su contacto y humedecidas por el rocío matinal o el riego transportado desde las fuentes de agua aprovechadas para el propósito de la agricultura, germinan dando lugar al inicio de la vida de los vegetales, que se desarrollan para alimentar, tanto a animales como al hombre según la finalidad con que fueron plantadas; alrededor de la agricultura se dio inicio a la civilización de los pueblos y en torno suyo se fueron agrupando comunidades, que posteriormente dieron paso a las ciudades y a la industria; sin alimento no hay humanidad y sin esta no hay sociedad; es tan importante para su supervivencia, que las naciones desarrolladas disponen de ingentes recursos para apoyar las labores en el campo y a quienes se dedican a él, es un asunto de seguridad nacional.

En Colombia desde la apertura de Gaviria, se afianzó una concepción de desarrollo que ha menoscabado al agro, al contrario de resolver sus limitaciones de infraestructura y servicios básicos los ha agudizado,  lo ha puesto a afrontar costos crecientes en los insumos, sufrir altos intereses de los créditos cuando se consiguen,  carecer de apoyo en investigación y transferencia de tecnología, padecer las drásticas variaciones del clima que se podrían atenuar con inversión en riego y control de causes hídricos,  y especialmente han visto perder el mercado nacional inundado de productos extranjeros como consecuencia del libe comercio.

Dado el oscuro panorama que se vislumbra, el jueves 9 de noviembre en instalaciones de la ACJ, Asociación Cristiana de Jóvenes, cientos de dirigentes del agro, no los que viven de los agricultores, sino los que han tenido que atravesarse en las vías para reclamar por la suerte de los campesinos, se congregaran para conocer de primera mano, la propuesta del senador Jorge Enrique Robledo para salvar al campo colombiano, la que garantizará que la agricultura familiar sea una opción de vida digna, sin menoscabar el crecimiento de los productores medios y grandes y colocando en cintura a los monopolios, únicos protegidos de los gobiernos neoliberales que no producen para el beneficio de la nación sino para sus actividades de especulación. Con Robledo finalmente el astro rey brillará para todos.

Envíe su opinión, su comentario

Visto 43 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Su opinión
Escriba su comentario