All for Joomla All for Webmasters
07 Febrero

El 12 de febrero será la celebración el Día Grande, denominado ‘Bëtscnaté Pedagogía para la Paz’.

Escrito por 

 

En Putumayo, los Pueblos Camentsä Biyä e Inga, se alistan para darle la bienvenida a su Año Nuevo, este 12 de febrero, como es tradicional desde tiempos inmemoriales.

En esta fecha se realiza la celebración del Día Grande, conocido como ‘Bëtscnaté Pedagogía para la Paz’.

Los Pueblos indígenas que habitan en el Valle de Sibundoy, celebran el Bëtscnaté para los Camentsä, y Kalusturinda para los Inga, también conocido como el Carnaval del Perdón, el Día Grande.

Este es un evento para el reencuentro de las familias Camentsä, donde agradecen a la vida, a la Madre Tierra y al Supremo Espíritu por la generosidad que prodiga a todos los seres vivientes.

 De acuerdo con el Taita Manuel Mavisoy, gobernador del resguardo Camentsä de Sibundoy, “ este es el reencuentro de las familias Camentsä, consigo mismo y su entorno, como un solo pueblo, que se ha venido conservando como un legado dentro de nuestro territorio, con el Pensamiento de nuestros Mayores, y por esta razón la fiesta es el perdón. Es un día donde tenemos que perdonarnos, reconciliarnos desde nuestro corazón”.

El ritual de reconciliación, se realiza por medio de ofrendas, bailes, cantos, gritos y un llamativo desfile en el que se utilizan prendas coloridas y coronas de plumas elaboradas por la comunidad indígena, que busca vivir un nuevo año en paz y armonía, como una forma de renovarse y de fortalecer el espíritu colectivo característico del Pensamiento de los Pueblos Indígenas.

“Nosotros le podemos decir que es un granito de arena que le aportamos a la paz de nuestro país, para decirles que tenemos que perdonarnos, reencontrarnos y vivir en unidad”, expresó el Taita Manuel.

Visto 94 veces
Valora este artículo
(0 votos)

1 comentario

  • Enlace al Comentario Jise Joaquon
    Jise Joaquon
    Jueves, 08 Febrero 2018 02:27

    La expresoom de la autoridad es respetable pero debe ser con lo de su pueblo y el del otro dejarlo a quien corresponda

Deja un comentario

Su opinión
Escriba su comentario