Reportar comentario

De acuerdo, Felipe. Necesitamos que se entienda que nadie, pero nadie, sea profesor, astronauta, obrero o lo que sea, debe ser asesinado. Es un retroceso inconcebible que las diferencias, cualesquiera sean, conduzcan a la muerte.