All for Joomla All for Webmasters

18 Noviembre

Mariana Pajón se ratificó y Diego Arboleda, sorprendió, en el BMX

Escrito por 

Cerca de tres mil personas buscaron la mejor ubicación en los alrededores de la pista de la Unidad Deportiva de Bureche para ver al menos un pedalazo de la bicampeona olímpica del BMX, la antioqueña Mariana Pajón, quien deleitó a los samarios con la velocidad y su carisma.

Desde que Mariana llegó a la pista desató gritos, arengas, aplausos y manifestaciones de admiración de los samarios, que por primera vez tenían a la múltiple campeona mundial en una pista local, para una competencia internacional y con la idea de verla subir al podio para entonar el Himno Nacional.

Con esa ilusión, desde las 6:00 de la mañana, los aficionados empezaron a hacer fila para ingresar a la tribuna dispuesta por la organización, a la que tuvieron acceso sobre las 8:00 de la mañana y en menos de 15 minutos se llenó, se pinto con la bandera colombiana y empezó la fiesta en la pista.

Pero como el aforo de la tribuna no fue suficiente, los alrededores de la pista también se colmaron de aficionados. Por todos los costados de las rectas y los peraltes había personas que buscaron la mejor ubicación para ver, por lo menos, un pedalazo, un salto o una sonrisa de Mariana.

La competencia pareciera poco importar, los aficionados presentían que Mariana ganaría fácil y el Himno Nacional era fijo, por eso en cada vuelta de entrenamiento, los gritos y la euforia eran incomparables con otro evento de los Juegos. Era Mariana y los samarios sabían que debían apoyar.

XVIII Juegos Bolivarianos

Mariana Pajón, en plena acción.

En el momento de la competencia, primero pasaron las ocho rivales de Mariana, entre ellas las colombianas Laura Ordóñez y María Camila Restrepo, quienes servían para calentar los gritos, porque todo estaba reservado para los 40 segundos de Mariana.

Llegó el momento y una vez el partidor permitió el inicio de la vuelta cronometrada, la afición no ahorró esfuerzo, gritó y apoyó hasta más no poder para que Mariana, con 40 segundos y 290 milésimas, se adjudicara con autoridad la medalla de oro y garantizara el Himno Nacional.

Pero el podio debía esperar, porque venía la competencia masculina y allí otro medallista olímpico, Carlos Alberto Ramírez, el ‘Pequeño Mago’ de la bici, quien también generaba una gran reacción en los aficionados y llegaba como candidato firme a la medalla de oro.

Eran 14 hombres, por eso hubo primero clasificaciones para que los seis mejores avanzaran a la súper final, que tuvo presencia de los tres colombianos: Miguel Calixto, Diego Arboleda y Carlos Alberto Ramírez, quienes debían luchar por las medallas contra Emiliano Falla (Ecuador), Jefferson Milano (Venezuela) y Alfredo Campo (Ecuador).

XVIII Juegos Bolivarianos

El medallista olímpico colombiano Carlos Alberto Ramírez, plata; Diego Arboleda, Colombia, oro, y Alfredo Campo, de Ecuador, bronce, podio en la, contrarreloj individual de BMX.

En la gran final, el ecuatoriano Alfredo Campo marcó el tiemp base para los colombianos con 36,510, un registro que Carlos Ramírez superó con 36,438 y Diego Arboleda borró con 36,103 para adjudicarse la medalla de oro, con plata para Ramírez y bronce para Campo, permitiendo el uno y dos para Colombia.

Con los oros confirmados para Colombia, la alegría fue total en los aficionados, porque no sólo entonaron el Himno Nacional junto con Mariana, sino que también lo hicieron a bordo de la bici del joven Arboleda, quien sorprendió para iniciar un ciclo olímpico ideal camino a Tokio-2020.

XVIII Juegos Bolivarianos

Cuando terminaron los actos de premiación, Mariana rompió el protocolo y se fue corriendo a la tribuna para firmar autógrafos, tomarse fotos y compartir de cerca con los aficionados, que durante más de cuatro horas soñaron con ese momento y lo tuvieron gracias a la velocidad de Mariana y el carisma que siempre la caracteriza.

“Estoy feliz por correr en casa, porque cuando suena el Himno en mi país es mucho más especial y le doy todo el valor a esta medalla de Juegos Bolivarianos, porque cada vez que inicia el ciclo olímpico es especial y es diferente a las demás, uno puede ganar muchas veces, pero si lo sigues haciendo y sigues trabajando para ello es especial, por eso ganar aquí es como ganar en los Juegos Olímpicos”, reconoció Mariana Pajón.

Mientras que la sorpresa del día, Diego Arboleda, comentó: “estoy muy contento, admiro a Carlos (Ramírez) por como es, somos buenos amigos y disfrutamos la carrera, con una primera vuelta de clasificación sin tanto viento y la súper final tuvo más viento, pero la tranquilidad nos permitió llegar a la victoria y celebrar como equipo”.

Carlos Ramírez, por su parte, dijo que “fue una buena carrera, el calor ha sido fuerte, el partidor no me dejó iniciar bien en la clasificación, pero ya en la súper final estuve bien, busqué el oro, no lo gané, pero afortunadamente lo ganó mi compañero y ahora esperar la jornada de mañana, que si hace sol y no llueve, será espectacular, pero si llueve estará difícil porque la pista se hace muy lenta”.

Con las dos medallas de oro y la de plata de la contrarreloj, para este sábado está programado el final del ciclismo BMX de los XVIII Juegos Bolivarianos Santa Marta 2017 con la carrera que entregará dos nuevas medallas y en la que Mariana espera conquistar un podio más en su exitosa carrera deportiva.

Visto 144 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Su opinión
Escriba su comentario