Domingo, 04 Abril 2021 12:26 Escrito por CARLOS ANDRES FACUNDO

Un café con Dios

Uno de los pasajes bíblicos que más me conmueve y emociona es el Eclesiastés 3, con un profundo análisis y una maravillosa enseñanza que aplica en cada momento de nuestras vidas… nos sugiere y afirma que todo tiene su momento:

Tiempo de plantar, tiempo de arrancar, tiempo de llorar, tiempo de reír, tiempo de amar, tiempo de guerra, tiempo de paz.

Las cosas suceden en los tiempos perfectos establecidos por Dios y no siempre cuando nosotros quisiéramos… pero siempre se debe conservar la fe, que todo aquello que soñamos y anhelamos con aptitud y buena actitud tendrá su momento.

Todo lo que sucede es Dios quien lo define… Lo que Dios Hace, esto será perpetuo, sobre aquello no se añadirá, ni de ellos se disminuirá…

Nuestros grandes o pequeños sueños, planes y proyectos debemos dejarlos a nuestro ser superior para que el obre y actúe en el momento perfecto… “aquello que fue ya es y lo que ha de ser ya fue; y Dios restaurará lo que pasó”

Es más que claro que es justo, prudente y necesario que pongamos en Dios nuestras vidas y dejemos que el actúe, nuestra carga es demasiado pesada para nosotros pero liviana, para el todo poderoso.

Visto 233 veces