Martes, 15 Octubre 2019 00:00 Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

 

Las cifras hablan por sí solas. El desempleo en el Huila viene en un aumento preocupante, sin que existan políticas claras que apunten a mitigar los efectos devastadores para la economía y la calidad de vida de los huilenses.

 

Para citar sólo unas cifras tenemos que en abril del presente año la tasa de desempleo se ubicó en 9,7. Para el mes de mayo ya estaba en 10,8 (por encima de la media nacional) y para el mes de agosto llegó a la preocupante cifra de 13,2. Y en Neiva hace un par de semanas se ubicó en el 14.1

 

El Huila está viviendo un retroceso acelerado que, de no revertirse en el próximo cuatrienio, podría generar una problemática social nefasta, de esas que ya vivimos y a la que no queremos regresar.

 

El Producto Interno Bruto (PIB) del Huila ha sido negativo durante los últimos tres años y todas estas cifras negativas son el caldo de cultivo del mal de males, el desempleo que afecta el núcleo esencial de la sociedad, el que genera angustia, hambre y atraso social.

 

En la última encuesta de Invamer el desempleo se posicionó como el peor problema de los colombianos, por encima de la corrupción, la inseguridad, el servicio de salud y la migración venezolana. El 27 por ciento de los más de 1.000 encuestados así lo registró, 6 puntos por encima de la percepción que tenían los colombianos en 2018.

 

Entonces no hay mucho que pensar. Todo debe apuntar a la generación de empleo y así lo entendió el ingeniero Luis Enrique Dussán al momento de estructurar su plan de gobierno hacia la gobernación del Huila, un documento aterrizado, bien estudiado, construido para las necesidades del Huila, con la proyección necesaria para consolidar al departamento como el eje de la economía del sur del país.

 

La propuesta de Dussán está focalizada -sin descuidar los demás ejes- en la generación de empleo, con un énfasis especial en mujeres y jóvenes. Se trata de un programa estructurado para emprendedores y respaldado con un fondo de capital semilla para apalancar proyectos de cualquier índole, para que los que nunca han tenido oportunidades las tengan, además de una gran transformación en los subsectores económicos del departamento para reactivarlos y ponerles valor agregado. La propuesta de generar una emergencia vial para tener instrumentos legales y presupuestales y atender así esta crisis nunca antes vista en el Huila, también nos tiene que ayudar a recuperar puestos de trabajo.

 

Como dicen los jóvenes, Dussán “la tiene clara” en materia de generación de empleo y esa es la base para sacar al Huila del atolladero, para catapultar al departamento como la región del progreso, el eje central del surcolombiano.

Visto 1184 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.