Sábado, 21 Septiembre 2019 00:00 Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

 

 

Graves denuncias sobre supuestas prácticas ilegales en el INTRA PITALITO.

Confidencialmente se conoce, que al parecer, son tan graves y delicadas las irregularidades que allí se comenten al interior de dicho Instituto, que escandaliza, asombra, alarma y hace temblar a quienes conocen de primera mano lo acaecido, pero que por varias razones entre otras; por vinculaciones directas e indirectas con dicho instituto, por desconocimiento de la ley, ignorancia, constreñimiento, temor, entre otras, no se deciden ni se atreven a denunciar presumiblemente tales hechos.

Se rumora y esto es muy grave, (apropiación indebida e ilegal por supuesto), que el INTRA PITALITO, cobra sumas de dinero, a los infractores que por ley se acogen a los comparendos educativos, un porcentaje económico, por asistir y haberle dictado un curso vial sobre normas de tránsito y en consecuencia con ello, se estaría convirtiendo en una práctica violatoria de la ley, además de ilegal, abusiva.  

Dichos comparendos educativos fueron establecidos por EL MINISTRO DE

TRANSPORTE, En ejercicio de las facultades constitucionales y legales, en la RESOLUCIÓN NÚMERO 3027 DE 2010 de Julio 26, Por la cual se actualiza la codificación de las infracciones de tránsito, de conformidad con lo establecido en la Ley 1383 de 2010, y se adopta el Manual de Infracciones y se dictan otras disposiciones así:

CONSIDERANDO:

Que mediante la Ley 1383 de 2010 se modificó la Ley 769 de 2002 en especial el artículo 131 que contempla infracciones a las normas de tránsito, adicionando conductas y variando la graduación de algunas infracciones por tanto se hace necesario actualizar la codificación de las conductas que constituyen infracciones;

(Los anteriores dos párrafos fueron tomado de la web, así como los incisos siguientes)

La mencionada Ley Establece en sus incisos G y H, lo siguiente:

  1. Las siguientes infracciones serán sancionadas con la imposición de un comparendo educativo:

G.01. El pasajero que sea sorprendido fumando en un vehículo de servicio público, será obligado a abandonar el automotor y deberá asistir a un curso de seguridad vial.

G.02. Los peatones y ciclistas que no cumplan con las disposiciones de este Código, serán amonestados por la autoridad de tránsito competente y deberán asistir a un curso formativo dictado por las autoridades de tránsito.

  1. Las siguientes infracciones en que incurran el conductor, el pasajero o el peatón serán sancionadas con amonestación, esto es la obligación de asistir a un curso de educación vial, so pena de ser sancionado con una multa equivalente a cinco (5) salarios:

H.01. Circular portando defensas rígidas diferentes de las instaladas originalmente por el fabricante. Además el vehículo será inmovilizado preventivamente hasta que sean retiradas.

H.02. El conductor que no porte la licencia de tránsito, además el vehículo será inmovilizado.

H.03. El conductor, pasajero o peatón, que obstaculice, perjudique o ponga en riesgo a las demás personas o que no cumpla las normas y señales de tránsito que le sean aplicables o no obedezca las indicaciones que les den las autoridades de tránsito.

H.04. El conductor que no respete los derechos e integridad de los peatones.

H.05. El conductor que no respete la prelación de paso en intersecciones o giros o según la clasificación de las vías.

H.06. El conductor que no tome las medidas necesarias para evitar el movimiento de vehículo estacionado. En vehículo de tracción animal no bloquear las ruedas para evitar su movimiento.

H.07 El conductor que lleve pasajeros en la parte exterior del vehículo, fuera de la cabina o en los estribos de los mismos. Además el vehículo será inmovilizado preventivamente hasta que se subsane dicha situación.

H.08. El conductor que porte luces exploradoras en la parte posterior del vehículo. Además el vehículo será inmovilizado preventivamente hasta que sean retiradas.

H.09. El pasajero que profiera expresiones injuriosas o groseras, promueva riñas o cause cualquier molestia a los demás pasajeros, además la orden de abandonar el vehículo, sin perjuicio de las sanciones a que haya lugar.

H.10. Los conductores de vehículos no automotores que incurran en las siguientes infracciones:

a)  Transitar a una distancia mayor de un (1) metro de la acera u orilla o utilizar las vías exclusivas para servicio público colectivo;

b)  Cuando transiten en grupo, y no lo hagan uno detrás de otro;

c)   No respetar las señales, normas de tránsito y límites de velocidad;

d)  Adelantar a otros vehículos por la derecha o no utilizar el carril libre a la izquierda del vehículo a sobrepasar;

e)  No usar las señales manuales detalladas en el artículo 69 de este código;

f)    Cuando circulen en horas nocturnas, no llevar dispositivos en la parte delantera que proyecten luz blanca, y en la parte trasera que reflecte luz roja;

g)  No utilizar el casco de seguridad cuando corresponda dará lugar a la inmovilización del vehículo;

h)  Llevar acompañante, excepto mediante el uso de dispositivos diseñados especialmente para ello, o transportar objetos que disminuyan la visibilidad o que los incomoden en la conducción;

i)    No vestir chalecos o chaquetas reflectivas de identificación, los conductores de estos tipos de vehículos y sus acompañantes entre las 18:00 y las 6:00 horas del día siguiente, y siempre que la visibilidad sea escasa;

j)    No respetar las indicaciones del agente de tránsito.

H.11.      Viajar los menores de dos (2) años solos en el asiento posterior sin hacer uso de una silla que garantice su seguridad y que permita su fijación a él, siempre y cuando el menor viaje únicamente en compañía del conductor.

H.12.      Transitar en vehículos de alto tonelaje por las vías de sitios que estén declarados o se declaren como monumentos de conservación histórica.

H.13.      Las demás conductas que constituyan infracción a las normas de tránsito y que no se encuentren descritas en este acto administrativo.

Consecuente con lo anterior, se sospecha y se conjetura constantemente que el INTRA PITALITO, sin tener en cuenta la legislación vigente, mediante la cual los infractores como primera medida de castigo por la infracción cometida tienen la oportunidad de asistir a un curso de educación vial, so pena de ser sancionado con una multa equivalente a cinco (5) salarios, abusivamente por el desconocimiento de la ley por parte del infractor, le hacen el comparendo legalmente a que haya lugar, pero sin advertirle previa y humanamente ( PRINCIPIO CONTEMPLADO EN SU MISION Y VISION), de la opción que tiene para resarcir la falta cometida, sin necesidad de pagar además ni un solo peso si asiste al curso vial contemplado en la nombrada resolución vigente del MINISITERIO DE TRANSPORTES DE LA NACION.

Pero más aún, rumoran anónimamente, que no conformes con imponer el comparendo de conformidad con la infracción y el valor a que haya lugar, le cobra al infractor un porcentaje económico, por asistir y haberle dictado un curso sobre normas de tránsito, y en consecuencia con ello, se estaría convirtiendo en una práctica violatoria de la ley, lucrando ilegalmente al mismo INTRA, de una manera por demás abusiva e indebida. En consecuencia seria magnifico y oportuno que si es realmente esto cierto, denunciaran quienes han sido objeto de este supuesto abuso.

En concordancia con lo anterior, de ser ciertas las supuestas afirmaciones de muchos afectados, surgen varios interrogantes…… ¿a los bolsillos de quien, de quienes, o a donde van a parar dichos recursos, toda vez que no se podrían justificar legalmente como ingresos a dicho INSTITUTO, en sus balances y estados de gastos e ingresos anuales, a sabiendas de que aquellas prácticas son ilegales?

Los funcionarios, que al parecer estarían cometiendo faltas de este tipo, perfectamente, podrían están incurriendo supondría uno, en la comisión de varios delitos penales, tales como peculado en varias de sus formas, so pena también de sanciones disciplinarias y fiscales, derivadas de los mismos delitos cometidos por dichos comportamientos aparentemente inadecuados.  

De conformidad con algunas consultas realizadas a expertos en la materia, estos manifiestan unánimemente de acuerdo a su conocimiento, que no es legal cobrar alguna suma de dinero por dictar dichos cursos de educación vial, y por tanto se estaría abusando e infringiendo la ley.

Estas son acusaciones muy graves, que de ser reales, invito desde acá de manera respetuosa, a todos y cada uno de aquellos infractores a los cuales se les cobro en su debido momento desde años anteriores, por asistir a dichos cursos y/o comparendos educativos, a que denuncien y reclamen el resarcimiento económico a que tengan derecho, toda vez que de conformidad con la ley, ningún instituto de tránsito en el País puede, ni debe cobrar a los infractores que se acojan a los comparendos educativos, y de hecho asistan a los cursos de educación vial, contemplados en las normas vigentes del ministerio de transporte.

La norma es expresa y muy clara, y se sobrentiende o se infiere, que:

O asiste al curso de educación vial o sera sancionado con una multa equivalente a cinco (5) salarios”, tal como reza la Ley.

En consecuencia reiterar la invitación respetuosa, para que se denuncie ante las autoridades competentes y se desenmascare tal práctica corrupta, descarada, desvergonzada, atrevida, abusiva y delictiva, que al parecer como dicen muchos, se estaría cometiendo seguidamente desde hace varios años atrás.

Todos los ciudadanos de bien, quienes hayan sido víctimas de este u otros abusos por parte del mencionado INSTITUTO, en cabeza de sus agentes de tránsito y en general por alguno o algunos de los servidores públicos adscritos al INTRA PITALITO, están en pleno derecho legal no solo de denunciar, sino de solicitar que aquellos dineros retenidos supuestamente de manera ilegal, le sean devueltos, incluidos los interés de mora a que haya lugar, tal como establecen las leyes y normas vigentes en la materia.

NO nos quedemos callados denunciemos.

Posdata: para aquellos que al parecer se sintieron aludidos con la primera entrega de este comentario (¿están ofendidos y/o asustados?) y amenazan por algunos medios virtuales con supuestas demandas, por calumnia o injuria, para su conocimiento aclararles, que este comentario no configura ningún tipo de delito penal ni para el columnista ni tampoco para el medio de comunicación virtual, radial o escrito que posteriormente lo divulgue, toda vez que de conformidad con La Declaración Universal de Derechos Humanos, suscrita en 1948, esta expresa en su artículo 19 que: “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación ...así mismo en el País, el libre derecho a la opinión está consagrado en la Constitución Política, en su Artículo 20. Se garantiza a toda persona la libertad de expresar y difundir su pensamiento y opiniones, derechos consagrados   Constitucionalmente, en las anteriores, así como en otras normas y leyes concordantes.

 

Atentamente,

 

EVER VERU COLLAZOS.

 

Visto 964 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.