Domingo, 31 Enero 2021 17:35 Escrito por RODRIGO VILLALBA MOSQUERA, Senador de la República de Colombia
Valora este artículo
(0 votos)

¿Se unificarán las elecciones?

 

Hay a consideración del congreso un Proyecto de Acto Legislativo para unificar en el 2.022 las elecciones parlamentarias que se celebraría en marzo con la presidencial de mayo, y los argumentos por encima de la mesa (no sabemos los que están por debajo), son las restricciones producto de la pandemia del covid-19 con todas sus consecuencias de protocolos de seguridad, movilidad de la población, toques de queda y confinamiento, y que sería bueno ahorrarse 500mil millones de pesos, que le cuesta a la Registraduría estas elecciones. También se habla que por las mismas razones del anterior proyecto, alargar el periodo de los actuales congresistas como del Presidente de la República por un año, pasando las elecciones al 2.023.

No es fácil que esta intentona de unificación o aplazamiento tenga éxito. Unificar elecciones es una afrenta a la Carta Política del 91, quien sabiamente desligó la elección parlamentaria, generalmente apalancada con mermelada y maquinaria de la presidencial, donde opera el voto de opinión. En los países desarrollados hay consultas y elección de todo orden, local, regional o nacional, sin que nadie reniegue. ¿Alargar periodos por el propio Congreso? ¿Dónde queda el conflicto de interés? Sería algo impopular que no vale la pena “dar papaya” e inviable políticamente.

Lo cierto es que precandidatos y candidatos presidenciales algunos están en campaña, y otros comienzan a asomarse.

Las parlamentarias no han comenzado, la acción proselitista no es expedita en las actuales circunstancias, favoreciendo aquellos que tengan instrumentos de poder y maquinaria, donde el voto de opinión es menor. Sin duda las elecciones del próximo año, por lo menos las de marzo, la abstención va a ser altísima. Sin embargo, partidos y grupos significativos de ciudadanos están promocionando su cabeza, y la tarea sería buscar sus compañeros de lista para lograr el umbral (rellenos).

Actuamos como en el sistema electoral anterior, el de cocientes y residuos. Ser cabeza de ratón. Como si no hubiéramos identificado que el sistema actual privilegia las listas fuertes, que pueden ahogar a las pequeñas que no logren el umbral, y ni siquiera les contabilizan sus votos.

En la región, los actuales representantes se volverán a presentar. De los senadores, por lo menos 2 han anunciado que no se presentarán. Estamos a la expectativa de ver las caras nuevas que se presentan y que tengan posibilidades de éxito.

Los candidatos tienen que ser ingeniosos, y la Registraduría seguramente implementar el voto electrónico. Culturalmente no confiamos mucho de lo público, y los fraudes, suplantaciones que se han presentado en procesos electorales ayuda mucho a ese ambiente de incertidumbre. Si con los tarjetones a la vista para contarlos y recontarlos en muchos casos se desconfían de los resultados ¿cómo sería si el voto es virtual?

Visto 299 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.