Jueves, 14 Enero 2021 10:25 Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

La pandemia no da tregua

 

La pandemia ha afectado de diversas formas a la humanidad. Vidas que se apagan, enfermos que luchan por ganar la batalla por la vida, ciudadanos que en medio de las dificultades buscan solventar el pan de cada día.

Las fuertes medidas de control para la prevención de la enfermedad han sido acatadas por unos, desobedecidas por otros.

Los sectores económicos, la producción, los trabajadores afectados.

10 meses de incertidumbre frente a una pandemia que no da tregua.

El gobierno nacional direcciona mecanismos para generar el plan nacional de vacunación.

Mientras tanto, ordena nuevamente el confinamiento hasta el 28 de febrero. Las familias que no tienen unos ingresos fijos, empiezan nuevamente a caer en la ola del desespero. En las grandes ciudades ponen banderas rojas en sus ventanas para significar que son vulnerables y esperan una ayuda del gobierno o de alguien que lo pueda hacer.

Como unos obedecen las medidas de control, aplican la bioseguridad con rigurosidad, no vacilan en poner en grito en el cielo clamando porque los otros lo hagan.

No hay acuerdo en este sentido. O mejor, no hay conciencia de conservación de la vida.

La lucha viene entonces por la supervivencia. El conseguir el sustento, tener con qué cubrir el arrendamiento de la vivienda, pagar los servicios públicos de energía eléctrica, gas, agua, aseo y alcantarillado, los más básicos.

Y esa lucha es la del rebusque, que el gobierno no puede controlar, porque la gente no quiere dejarse morir de hambre y parecería entonces que prefieren morir por la peste.

A este desespero acuden algunos, que son pocos, pero que pareciera otra pandemia, a utilizar medios innobles de supervivencia. Asaltos, hurtos a mano armada, robos que no dan tregua. Eso parece no tener trascendencia a excepción de los cercanos a los afectados. Si por desgracia hay un asesinato, entonces viene como respuesta, un consejo de seguridad y el anuncio de investigaciones y todo lo demás, pero hasta ahí.

La pandemia parece hacerse convertido en una torre de babel. Hay confusión, no hay confianza en que si todos tomamos la medida urgente de auto protegernos, es más fácil controlarla y salir de la crisis.

Visto 700 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.