Sábado, 17 Noviembre 2018 00:00
Valora este artículo
(0 votos)

 

Lo hicieron subir a "gobernar" a Colombia y hoy nadie lo defiende. Ni sus creadores, ni sus votantes, ni su familia, ni siquiera José Obdulio, que defendió incluso a Pablo E., es capaz de dar una lucha medianamente decente para sacar a flote este mandato.

Duque está condenado a ser el peor Presidente de la historia de Colombia (después de “Él” lógicamente), no es un tipo con experiencia, no tiene el peso suficiente, ni en la cabeza ni en las gónadas, para llevar a buen puerto este barco llamado Colombia. Su ineptitud queda expuesta en muy pocos días, sus apariciones son lamentables, sus ministros perversamente neoliberales y su equipo político actúa como un grupo de zombis cuyo único objetivo pareciera ser salvar a su nefasto mentor del inevitable juicio al que algún día tendrá que comparecer.

Desde la campaña presidencial demostró que es un cobardón, huía a los debates, sacaba excusas ridículamente diplomáticas para no afrontar los verdaderos problemas del país, nunca hizo una propuesta seria, siempre se acomodó a sus públicos. Se ganó el cupo en la Casa de Nariño únicamente por ser: "el que dijo Uribe". No tenía, ni tiene, ningún mérito para gobernarnos, su mejor faceta es la de anfitrión de artistas, en esa sí que le va bien.

Hoy, ciento y punta de días después de la posesión de este "Don Nadie", muchos sectores sociales están en las calles exigiendo que les dé la cara, que se inyecte la testosterona que no le incluyeron en su paquete genético y ponga puntos sobre la íes a los problemas gravísimos que padecemos. Problemas heredados, claro que sí, pero entonces quién lo mandó a meterse en algo que no conocía.

Este señor es tan folclórico, tan incapaz, tan poco inteligente que lo único que hemos conocido de su mandato es una absurda norma para perseguir "marihuanos" como gran salida al problema de drogas, una anunciada reforma tributaria y un par de desatinos propios de un muchacho asustado.

Mientras tanto, la gran mayoría de sus votantes y seguidores están asustados, alarmados, desilusionados, llorando en silencio y dándose golpes de pecho por haber elegido a un tipo sin carácter, sin verraquera, sin capacidad resolutiva, escogieron lo más parecido a su peor temor: Maduro.

Visto 514 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.