Lunes, 21 Diciembre 2020 05:00 Escrito por RODRIGO VILLALBA MOSQUERA – Senador de la República de Colombia
Valora este artículo
(0 votos)

Felices pascuas

Al medio de la crisis y las restricciones de la pandemia se pueden suspender o aplazar muchas celebraciones, un cumpleaños, las fiestas tradicionales de un pueblo como nuestras fiestas de Sampedro, pero nunca la celebración del nacimiento de Jesús – la más importante para los cristianos– lo que hay es que celebrarla como Dios manda, menos pagana y más espiritual. Dejo en consideración de los lectores algunas reflexiones de su santidad, el Papa Francisco, encaminadas a que seamos más humanos y recientemente sobre la pandemia del Covid-19, para esta época.

El Papa nos ha invitado en varias ocasiones, a que en Navidad “reflexionemos sobre el valor de la vida, a celebrar con sencillez, a leer en familia el relato del nacimiento de Jesús, a tenderle la mano a los más pobres, abriendo el corazón y buscando la reconciliación entendiendo que no todos pensamos igual y acudir al cambio que nos permita avanzar en la difícil carrera de convertirnos en mejores seres humanos.

Que este año de restricciones e inconvenientes, pensemos en la navidad de la Virgen María y San José ¡No fueron fáciles! ¿Cuántas dificultades? ¡Cuántas preocupaciones! Sin embargo, la fe, la esperanza y el amor les han guiado. Que sea así también para nosotros. El Pontífice instó a que las medidas impuestas ayuden a “purificar la manera de vivir y de festejar”. Que espera que esta navidad sea más religiosa, auténtica, más verdadera y menos consumista.

Creo es imperativo pedirle con fervor al Niño Dios, nos ayude a superar esta crisis generada por la pandemia de la Covid-19, donde todos tengamos la oportunidad de acceder a la inmunización por medio de la vacuna contra esta terrible enfermedad de manera oportuna y eficaz como único camino de volver a la normalidad, donde vivamos sin la incertidumbre del contagio y sus efectos negativos pudiendo salvaguardar nuestra salud y la vida de toda la comunidad, y nos enrutemos en una senda de reactivación donde recuperemos el empleo y la economía. Que esta navidad sea la última que celebremos al medio de una crisis parecida.

Como cristiano evoco las reflexiones del humanista, pontífice y máximo jerarca de nuestra iglesia, el Papa Francisco, para concientizarnos no solamente sobre el estado de cosas al medio de la crisis actual, sino también de la crisis de siempre, la desigualdad. Acordémonos que Colombia es uno de los países más desiguales del mundo. Aquí la brecha social es más amplia, hay que reducirla. Que el confinamiento que hemos tenido, de una u otra manera, nos sirva para pensar en los demás, especialmente en los más necesitados, y que cada uno de nosotros de acuerdo a nuestra capacidad hagamos algo por ellos.

Una feliz navidad para todos mis paisanos, y lectores.

Visto 173 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.