Lunes, 09 Noviembre 2020 11:58 Escrito por GUILLERMO GARCÍA REALPE – Senador de la República @GGarciaRealpe
Valora este artículo
(0 votos)

Biden, un justo ganador

Luego de varios días de incertidumbre mundial por cuenta de las elecciones presidenciales en los Estados Unidos, por fin se conocieron los resultados electorales que llevaron a la victoria al demócrata Joe Biden, el exvicepresidente de Barack Obama.

Los estadounidenses eligieron entre dos propuestas totalmente contrarias, dos temperamentos extremadamente opuestos, Trump, arrogante, alterado y Biden un hombre tranquilo, sereno y muy pausado, esas diferencias personales también fueron muy notables en las propuestas de campaña.

Contrastes abismales en cinco puntos cruciales, como el manejo de la pandemia, economía, inmigración, salud y seguridad, fueron entre otras, las principales temáticas que centraron la atención de los millones de votantes.

Frente al coronavirus, Joe Biden, propuso ofrecer un programa nacional de pruebas de detección de covid-19 gratuitas para todos los ciudadanos, revertir la salida de su país de la Organización Mundial de la Salud y poner en marcha un plan de estímulos económicos, entre tanto Trump, insiste en mantener la economía abierta y evitar confinamientos a pesar de los graves riesgos que implica el virus, reabrir las escuelas en todo el país, tampoco es partidario de ordenar el porte de mascarillas como medida de protección, es decir para el actual presidente, es más importante la economía que la salud de sus habitantes.

En materia económica, el hoy presidente electo propuso aumentar a 15 dólares el salario mínimo por hora, quitar las gabelas tributarias ofrecidas por Trump a las corporaciones y poner en marcha un plan de infraestructura a 10 años con cero emisiones de gases efecto invernadero. Entre tanto, Trump, planteaba continuar la Ley de Recortes de Impuestos para las corporaciones, hasta después del año 2025, recortar el impuesto sobre el salario e invertir por lo menos dos billones de dólares para infraestructura, propuestas muy contrarias, algo similar a lo que sucede en Colombia, con una derecha que defiende y beneficia con gabelas a los ricos de este país, al gran empresariado y a las multinacionales.

La inmigración fue otra de las propuestas que centraron la atención de los ciudadanos en las dos campañas, el demócrata planteó cancelar la construcción del muro en la frontera mexicana, dar facilidades para que los inmigrantes adquieran la ciudadanía norteamericana, propuesta que beneficiará a millones de personas indocumentadas hoy y un punto muy importante y sobre todo muy humano; frenar la separación de familias en la frontera sur. Entre tanto el candidato Trump, insistía en la terminación del muro, bloquear cualquier tipo de asistencia a los inmigrantes indocumentados durante los primeros cinco años en ese país, hacerle reformas al sistema migratorio y cancelar los fondos federales a unas 30 ciudades santuario.

La salud es otro de los temas que mantuvo posiciones opuestas entre demócratas y republicanos, por un lado, Biden, quiere fortalecer el Obamacare y rebajar el costo de las pólizas privadas a través de subsidios gubernamentales, ofrecer un mejor acceso al sistema de salud a los inmigrantes, entre otros. En cambio, Trump, ofreció acabar con la ley de cuidado de salud a bajo precio (Obamacare) firmada el 23 de marzo de 2010 por el entonces presidente Barack Obama, reducir los precios de los medicamentos y combatir las políticas de acceso al aborto.

Finalmente, en temas de seguridad, el hoy presidente electo propuso prohibir las armas de asalto, para contrarrestar las matanzas muy frecuentes en ese país, también aumentar el gasto social en beneficio de las policías locales. Por su parte Donald Trump, es partidario de instaurar un sistema federal de alertas para tener el control de acceso a las armas por parte de personas con antecedentes y hacer reformas para frenar el abuso policial.

En términos generales, el triunfo de Biden, nos tiene muy contentos a los ambientalistas del mundo, implica el regreso de los Estados Unidos al Acuerdo de París de lucha contra el calentamiento global, ganó la paz mundial, recordemos que siendo vicepresidente; Biden apoyo el proceso de paz colombiano, incluso delegaron a Bernard Aronson en su momento para tal fin,  ganó la vida en las elecciones de los Estados Unidos.

Con Joe Biden, vendrán nuevos tiempos para los Estados Unidos, será un gobierno más cercano  a los ciudadanos, más sensible a las causas sociales y ambientales, más progresista, más sensato en las peticiones de sus gentes, en fin, un cambio extremo en la política de derecha de los últimos cuatro años, ojalá que las intromisiones de algunos políticos del partido de gobierno colombiano en las elecciones de ese país, no afecten las relaciones del nuevo gobierno norteamericano con Colombia y un presidente -a juicio de ellos- “castro-chavista”.

Visto 110 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.