Jueves, 29 Octubre 2020 16:32 Escrito por ARMAMDO SAAVEDRA PERDOMO
Valora este artículo
(0 votos)

Ojo con la Siberia

A mediados de junio del presente año nos enteramos que la Reserva Forestal Protectora del río Las Ceibas sería integrada al Parque Natural Regional Siberia-Ceibas. De acuerdo con el director de la Corporación Autónoma del Alto Magdalena CAM, Ingeniero Camilo Augusto Agudelo, “es un voto de confianza importante del Gobierno Nacional al Departamento, pues le entrega al Huila para su gestión un área protegida de carácter nacional”. Esta confianza radicaba en la buena labor de recuperación que en el departamento estaba realizando a la cuenca por más de 12 años. Pero ojo, hoy puede estar en peligro.

Todo el proceso de trabajo en la cuenca se inició en el periodo 2004 - 2007, cuando por iniciativa de la alcaldía de Neiva se decidió empezar un proceso de articulación de actores. Vale recordar que eran grandes cantidades de dinero que se invertían por parte de la CAM, la Gobernación del Huila, la Alcaldía de Neiva, Empresas Públicas de Neiva y entidades privadas, como las petroleras que tenían allí explotaciones, invirtiendo de manera desarticulada, y cada una con planes que en muchos casos impedían u obstaculizaban las labores de los otros.

El resultado de este proceso fue un acuerdo de voluntades, que se llevó al Concejo de la ciudad de Neiva y a la Asamblea Departamental, así como a las juntas directivas de la CAM y Empresas Públicas, para hacer una sola bolsa común con los recursos que todos destinaban y empezar a trabajar en dos objetivos: primero, la preservación de la cuenca de Las Ceibas; segundo, el trabajo articulado con las comunidades.

Los buenos resultados se vieron de inmediato, todo liderado por la CAM y gerenciado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura - FAO, cuyo rol más importante era el de mantener todo el proceso alejado de las componendas políticas y de las garras de los politiqueros de turno. Se formuló el POMCA - Plan de Ordenamiento y Manejo de la cuenca hídrica del río Las Ceibas, y con base en este documento se ha venido desarrollando múltiples proyectos, lo que ha valido reconocimiento nacional e internacional a la CAM, y, lo más importante, el reconocimiento de la comunidad, quienes han estado articuladas en todo este proceso. Algunos de los éxitos son el hecho que Neiva sea el municipio con mayor área de protección de una cuenca de su propiedad; lograr realizar de manera sostenida en el tiempo todo el proceso de planificación, gestión e inversión en proyectos de mejoramiento, preservación y gestión del riesgo.

¿Pero que está pasando? Pues resulta que nos estamos enterando por parte de la organización social “Defensores del Territorio” y de líderes sociales de la región, que más de 60 mil hectáreas de esta reserva natural regional están siendo solicitados por empresas mineras para que les sea adjudicada licencias de minería, poniendo en peligro, no solamente la reserva natural, sino también las áreas de protección del nacimiento los ríos Neiva, Las Ceibas y Fortalecillas, que abastecen de agua al acueducto de Neiva, sino que sirven para la producción agrícola del norte del municipio.

Vale recordar una columna anterior, en la cual mi preocupación fue el decreto 1232 de septiembre de 2020, pues con este decreto se sentaron las bases para poder desarrollar proyectos mineros, dando al traste con procesos locales y regionales de ordenamiento del territorio, poniendo en peligro el futuro y la vida de la ciudad.

Lo único que queda es estar pendientes e impedir este tipo de licenciamientos, apoyar a los líderes sociales y ambientales y, finalmente, exigir al gobernador, alcaldes y a toda la clase política que se pongan la camiseta por la Siberia. Estaremos pendientes.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Visto 196 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.