Domingo, 18 Octubre 2020 13:37 Escrito por GABRIEL CALDERON MOLINA
Valora este artículo
(0 votos)

Un ejemplo de emprendimiento en san agustín

En estos tiempos de pandemia por el Covid-19, vale la pena resaltar y dar a conocer el ejemplo de un interesante caso de emprendimiento que desde hace algún tiempo se está dando en San Agustín,  impulsado por la Asociación de Productores de Frutas de este municipio que,  con el liderazgo del Ingeniero Teobaldo Jiménez Pérez , quien fuera mi Secretario de Obras Públicas  durante mi alcaldía hace ya 25 años, viene comprometida en una iniciativa   innovadora en beneficio de los   productores de aguacate de numerosas veredas  en esta zona del alto Magdalena.

Como muchos sabemos, el aguacate  es un gran productor de aceite cuyas  propiedades alimenticias y medicinales permiten que se le extraigan en forma artesanal y,  a partir de allí,   darle valor  agregado produciendo jabones en diferentes presentaciones: en barra, en polvo y líquido cuyo destino es el autoconsumo   y su comercialización para el aseo personal y diferentes usos de los consumidores. Además, de su aceite también  se pueden producir repelentes de insectos que afectan  la producción de aguacates.

Los integrantes de esta asociación, ante la elevada  producción de esta fruta que alcanza las 350 toneladas que venían sacando al mercado de manera independiente, decidieron organizarse en busca de obtener  mejores precios y no  estar sometidos a los que imponen los intermediarios. Además, para para tratar de conseguir la tecnificación del cultivo, el mejoramiento  de las vías a las veredas donde se cultiva el aguacate y encontrar puntos apropiados para su mercadeo  regional, nacional y, por qué no, internacional.

Este empeño de la asociación requiere de la ayuda, no solamente del Sena, sino también  del gobierno local, regional y nacional.  Sería una forma de fortalecer el campo colombiano, a través del apoyo a una iniciativa surgida de la mente de quienes quieren una agricultura productiva y competitiva.

A muchos seguramente la producción de jabón a partir del aguacate, nos  trae a la memoria el Jabón de Tierra que se elaboraba a partir de la utilización de grasas animales y la legía. El producto que mi familia compraba en las décadas de los años 50 y 60 del siglo pasado, se  fabricaba en Timaná y se comercializaba en los municipios del sur del Huila. Pienso que vale la pena que el gobierno, no  por ser de San Agustín,  menosprecie este gran esfuerzo campesino cuya trascendencia puede tener  una dimensión nacional en el futuro. 

 

Visto 245 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.