Viernes, 16 Octubre 2020 14:59 Escrito por MARÍA DEL CARMEN JIMÉNEZ – Exsecretaria de Educación del Huila
Valora este artículo
(0 votos)

 Impacto de la crisis sobre las mujeres

Mujeres y hombres sufren de manera diferenciada los efectos de todas las coyunturas de crisis.  Esto se debe a la posición desigual y desequilibrada en el acceso a los recursos económicos incluyendo el empleo, la tierra, los recursos naturales, o el crédito; en el reparto de tiempos y trabajo, o en el acceso a los espacios de poder donde se toman las decisiones que afectan el modelo productivo, la sostenibilidad del Estado de Bienestar y a la ciudadanía en general.  

 El mayor impacto de todas las crisis incluidas la de esta pandemia que afrontamos, recae sobre las mujeres. Ellas   han estado en la primera línea de respuesta a esta crisis sanitaria como: cuidadoras de hogares, en los espacios comunitarios, trabajadoras y profesionales   en el sector de la salud, en los servicios básicos como supermercados, farmacias y asumen una cantidad cada vez mayor de trabajo no remunerado de cuidados, generalmente a expensas de su   salud y siempre a costas de sus grandes potenciales.

En un contexto de destrucción del empleo, las mujeres son las más afectadas, representan el mayor porcentaje de trabajadores de tiempo parcial   y del trabajo informal (precario y de baja remuneración). Estas   condiciones laborales que enfrentan las mujeres son un factor que incrementa la brecha de género. Según la OIT, 126 millones de mujeres trabajan de manera informal en América Latina, lo que ha hecho que muchas se vean imposibilitadas para generar ingresos debido a las medidas restrictivas durante esta pandemia. A su vez en Colombia según el DANE la tasa de desempleo para las mujeres fue de 24.2% y para los hombres de 15.3%.   Teniendo en cuenta la evolución de esta crisis les resultará más difícil y les tomará más tiempo reincorporarse al mercado de trabajo.  Sumado a lo anterior, la violencia de género se acentuó durante el   confinamiento, puesto que muchas féminas se han visto obligadas a convivir con sus agresores. El impacto económico de la pandemia también puede generar barreras adicionales e incluso llevar a algunas mujeres a permanecer en relaciones de pareja violentas debido a la dependencia económica  

Para responder a esta situación se deben potenciar las políticas públicas con perspectiva de género en el ámbito nacional, departamental y municipal para la prevención y atención de las múltiples violencias, para el acceso a la justicia, para la generación de empleo digno y decente, en fin, para poner en valor y garantizar los derechos de las mujeres.  Hasta ahora el gobierno nacional   solo ha proferido directivas presidenciales débiles y no apalanca las políticas existentes con recursos necesarios para su implementación.  

El pasado 15 de octubre se celebró el día internacional de la Mujer Rural. El presidente Duque hizo lacónica alusión al mismo, porque poco le importa   el reconocimiento al papel decisivo de las mujeres en el desarrollo sostenible, la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza.

 El sistema económico y cultural de nuestros países se ha construido sobre la colonización de los pueblos, de las mujeres y la naturaleza, sobre la desvalorización de la vida, tanto humana como  natural, por ello es común  que se aprovechen de sus trabajos y saberes a la vez que los invisibilizan.

Visto 170 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.