Viernes, 16 Octubre 2020 00:19 Escrito por ARMANDO SAAVEDRA PERDOMO - Exsecretario de Planeación del Huila
Valora este artículo
(0 votos)

La ciudad de los quince minutos

En los últimos cien años la ciudad ha estado planificada a partir del ZONING o separación de actividades (vivienda, trabajo, comercio, industria). El resultado son ciudades fragmentadas espacial y socialmente e insostenibles económicamente. Áreas que tienen vida una parte del día y mueren a otras horas.

Un modelo de ciudad donde se encuentre todo cerca de casa: el trabajo, la escuela, el comercio, el servicio de salud, áreas de esparcimiento y, por qué no, de rumba, todo en un radio a máximo 15 minutos movilizándonos a pie o bicicleta. Este es el nuevo modelo de ciudad que está resultando en post pandemia, y es, ni más ni menos, el modelo que está implementando París como respuesta, no solamente al coronavirus, sino también para reducir la contaminación ambiental y mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos, ha dicho la política de origen español Anne Hidalgo, alcaldesa de Paris desde 2014.

Vale decir que este término, “Ciudad de los quince minutos”, lo acuñó el director científico y catedrático de emprendimiento, territorio e innovación de la Universidad de la Sorbona, Carlos Moreno, urbanista franco-colombiano, quien asesora a la política francesa y explica cómo se están transformando las calles de París para la bicicleta y el peatón.

El Plan de Ordenamiento Territorial de Neiva, aprobado mediante Acuerdo 016 de 2000, contemplaba este tipo de soluciones. Se propuso cuatro “Centralidades urbanas”. En el norte, para las comunas 1,2 y 9; en el oriente para las comunas 5,7 y 10; en el sur, comuna 6 y 8; en el centro, comunas para las comunas 3 y 4. Nuestros planteamientos se basaron en las teorías de la periodista y activista Jane Jacobs, quien desde los años sesenta, proponía en su libro “Muerte y vida de las grandes ciudades americanas” que la planificación de los años cincuenta, la que aún impera, era la “forma de terminar con la vida comunitaria activa en la calle”, y argumentaba que “la proximidad era la clave para hacer que las ciudades tuvieran más vida”.

Con base en estas teorías, aunadas con el modelo urbano de ciudades como Curitiba, Brasil, se propuso estas centralidades, así como los ejes de actividad múltiple que las articularan. De tal manera, que el neivano, cualquiera fuera su estrato o condición social, pudiera acceder a servicios, equipamientos, espacios de recreación y trabajo en sectores cercanos a sus residencias, logrando con ello, acabar los problemas de desplazamiento, trancones y de contaminación, que desde aquella época se vislumbraban para Neiva.

¿Por qué no se tuvo en cuenta? Preguntarán los lectores. Mi respuesta es, porque los Huilenses somos excelentes planeando y pésimos ejecutando, pues la politiquería no permite que las buenas ideas se consoliden, y nunca hay continuidad de las políticas públicas.

En estos momentos en que la pandemia nos ha encerrado, en que la crisis económica es cada vez más fuerte, en la que se ha perdido miles de empleos, sería bueno revisar estos modelos de ciudad, pues es en ellos que ciudades como Paris está encontrando la respuesta para la reactivación económica, hacer frente al cambio climático y, de paso, dinamizar social y urbanísticamente su ciudad.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Visto 117 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.