Lunes, 03 Septiembre 2018 00:00 Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

 

Una vez más un Laboyano es galardonado a nivel internacional y para orgullo de todos en este oportunidad no se tuvo que “contribuir” unos miles de dólares para hacerse merecedor del reconocimiento como lo hizo recientemente un ejecutivo que no quiero  mencionar por ahora; se trata de nada más y nada menos que del afamado profesor y escritor Gerardo Meneses Claros, quien desde hace más de veinte años se ha venido posicionando a nivel mundial como un referente de la literatura en el genero infantil.

Gerardo, acaba de ser reconocido en la ceremonia de gala "Lista de Honior IBBY” celebrada en Atenas, Grecia (2018), evento que reúne los mejores escritores de literatura infantil del mundo, y no es casualidad, en ocasiones anteriores ya se ha hecho merecedor de otros reconocimientos internacionales como el Premio Latinoamericano de Literatura Juvenil recibido en Ecuador (2006), Barco de Vapor en España (2008), White Ravens, Alemania (2013) y de condecoraciones nacionales como el Premio Fomculturade Literatura Infantil (1998) y el premio Nacional de Literatura juvenil (2005) entre otros.

La sencillez del lenguaje utilizado y la clara descripción de situaciones, ambientes y personajes participantes en sus obras permiten al lector sumergirse y enamorarse de relato, transportando al leyente ya sea un mundo mágico inventado en su cabeza o a la réplica de un típico caserío colombiano donde se han desarrollado los eventos en la que basa sus historias.

Los Libros de Meneses Claros, además de realizar un valiosísimo aporte a la formación académica de la comunidad estudiantil, también aportan valores humanos y cátedra de inclusión social gracias a que sus personajes son adaptables a personas del común, niños, hermanos, amigos, campesinos, doctores, que se relacionan y conviven en torno a una sociedad rica y diversa. Ya sea con el niño discapacitado más capaz del mundo descrito en “un Amigo para Alejandro”, la inocencia y ocurrencias de tres hermanos en “una bicicleta de tres puestos”, o los macabros acontecimientos de “Bajo la Luna de Mayo”, Gerardo despierta todo un sinfín de emociones y reflexiones en sus lectores promiviendo un sociedad culta, con memoria y propositiva que a mi modo de ver no es una cosa que una sociedad promotora de paz, donde una juventud lectora está demasiado ocupada para delinquir, o hacer daño a propios y terceros.

Es de admirar que Gerardo a pesar de ser un personaje de talla internacional que depende de aerolíneas y vuelos internacionales para cumplir con sus compromisos en el exterior además de tener ofertas laborales de universidades en otros países, reside en #Pitalito de manera permanente, trabajando activamente para el desarrollo y posicionamiento de municipio como un referente internacional de Cultura. Como datos curioso de este hombre siempre sonriente, de voz suave y amante de la Luna, alguna vez le preguntaron en una entrevista que por qué viajaba con tanta frecuencia a la capital a lo que respondió…”es que Pitalito no tiene aeropuerto”.

Hoy nuevamente Pitalito está en boca de país entero, (afortunadamente no por los escándalos del ejecutivo), Gerardo es un laboyano no solo de admirar y de mostrar, es un laboyano del que debemos aprender y a quien debemos seguir, es un laboyano que día a día nos enseña que la riqueza no la hacen los grandes capitales sino la disciplina, la determinación y el trabajo inteligente, es un laboyano que ratifica el hecho de que tenemos el potencial y que estamos llamados a dirigir el sur del país. Muchas gracias Gerardo por enaltecer el nombre de nuestro municipio y espero de corazón en un día no muy lejano verlo recibir un nobel de paz o literatura pues su trabajo inspira e influye para bien en la vida de millones de personas.

Visto 951 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.