Domingo, 27 Septiembre 2020 19:36 Escrito por MIGUEL RODRIGUEZ HORTUA
Valora este artículo
(0 votos)

Se acerca el fin

 

De poco o nada servirá gastar miles de millones de pesos del propio erario público, en campañas publicitarias para maquillar la imagen de un Gobierno que ha rebasado los índices de corrupción, represión e indiferencia. Los pocos que hoy aplauden su gestión, es porque hacen parte del Gobierno, se benefician directamente a través de la burocracia y contratación Estatal, no viven en este país, o simplemente son serviles del régimen.

Este gobierno con el auspicio de la mayoría del Congreso le ha entregado unos cuantos billones a los agiotistas del sector financiero, y subsidiado a unas pocas empresas que han monopolizado el comercio colombiano, las exportaciones e importaciones, más la creación de un fondo para subsidiar a los terratenientes y grandes empresarios que son pocos, mientras la inmensa mayoría de comerciantes e industriales que generan el 85% del empleo, hoy se debaten en medio de la quiebra económica. Senadores y Representantes cambian su voto por burocracia y contratos traicionando a sus propios electores.

La represión e indiferencia del gobierno y sus aliados políticos se refleja en el asesinato sistemático de líderes sociales y desmovilizados de las Farc, al parecer en cumplimiento de la advertencia de Fernando Londoño alto dirigente del Partido de gobierno, que en campaña presidencial vaticinó: “haremos trizas la paz”. Luego de la atrocidad evidenciada en videos, en donde una fuerza policial maltrata, tortura y asesina al abogado Javier Ordoñez y luego del asesinato de13 jóvenes; el país en su inmensa mayoría esperaba que el Presidente Duque condenara la barbarie cometida por sus subalternos, como lo suelen hacer los Gobiernos demócratas; el Presidente en un acto de desprecio y burla por las víctimas, se puso una chaqueta, de las mismas que usaron los que asesinaron al abogado Ordoñez y a los 13 jóvenes.

Ha llegado la hora en que Colombia a través de nuestros jóvenes, mujeres campesinos, micros, pequeños y medianos empresarios, académicos, ciudadanos y ciudadanas de bien de este país, en el año 2022; hagamos sentir nuestra voz de indignación frente al régimen dictatorial, hegemónico y nepotista diciéndole en las urnas: no más mentiras, no más miedo, no más represión, no más discriminación, no más estigmatización, no más violencia, no más inequidad, no más nepotismo, no más corrupción y no vendemos nuestro voto.

No serán los caudillos. Será la propia ciudadanía, que en 2022 elegirá verdaderos representantes en Cámara y Senado y al propio Presidente, que se convertirá en el intérprete del sentimiento Nacional. Estamos muy cerca de poder gritar con gran júbilo: ¡¡cesó la horrible noche!! 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  

Visto 161 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.