Lunes, 20 Agosto 2018 00:00 Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

 

Para dar una reflexión desde la perspectiva de conflicto, considero como primera medida haber vivido en propio cuerpo el rigor de un conflicto en una determinada región. Así las cosas, nosotros me refiero a nuestra primera, segunda, la nuestra y los descendientes nuestros que aún escuchan por todos los medios de comunicación, hablados, escritos y televisivos las palabras conflicto, subversivo, rebelde, guerrillero, entre otras terminologías que hacen parte de la jerga común de nuestra sociedad.

Desde niño, escuchaba con frecuencia que la guerrilla se había tomado la estación de policía de equis o ye pueblo en determinada zona del país; por esa época recuerdo que la única frecuencia que se escuchaba en un transistor de marca Sayco era radio Sutatensa, o de vez en cuando la frecuencia Todelar. Cada que mi papá prendía el radio para escuchar las noticias en horas de la noche después de una larga jornada de trabajo; los titulares iniciaban con este tipo de noticias, donde como mínimo se escuchaba que habían asesinado dos, tres miembros de la fuerza pública y algunos civiles.

Cuando niño este tipo de noticia para mí no era relevante puesto que mi mente se enfocaba en otras cosas propias de la edad, pero además la zona donde vivíamos no era un territorio que tuviera este tipo de dificultades; a esa edad no podía entender las cosas por las cuales estos personajes cometían semejantes atrocidades. Me refiero a la zona rural del municipio de Pitalito-Huila que para la época año 1980 en el caserío de Bruselas, hoy el corregimiento más grande no solamente en el Huila, sino, también a nivel de Colombia esas dificultades no las vivíamos directamente o por lo menos que mi mente recuerde, pero al pasar de los años se empezó a escuchar con mucha insistencia un nombre apodado Chispas que supuestamente era alguien de la región que se había vuelto guerrillero y azotaba a los cafeteros y empezó hacer matar a muchas personas de nuestras veredas porque le llevaban el cuento que fulano o zutano era ladrón, chismoso o mal vecino y fue así de esta manera que Bruselas pasó de ser una poblado muy pacifico a una ola de terror mirando morir a muchos de nuestros paisanos que lo único que hacían era trabajar para sacar adelante a sus familias como fue el caso de don Reinaldo Portilla, Silvio Mamián, Juan Ñañez, Cayo Túquerres, entre muchos otros, ya que fueron decenas de conocidos los fallecidos por las balas criminales de un mismo paisano que había optado por seguir el cruel camino de las filas guerrilleras del ELN, estoy hablando de los años 1982. Sin embargo,  aún mi mente no comprendía todo los que sucedía, pero si empezó a rondar el pánico en nuestro centro poblado. 

Una noche de un día cualquiera de la semana me encontraba jugando en la calle con mis amigos sobre las 7:30 de la noche mientras los vecinos y mi señor padre acudía a la misa, entonces entró un grupo de encapuchados he hicieron salir a todo mundo de sus casas y de la misa y cuando al final nos dimos cuenta que se trataba de un grupo guerrillero que se había tomado el pueblo y en esa noche maltrataron al sacerdote porque inicialmente no les quería dejar entrar al templo donde finalmente lo pintaron con grafitis  alusivos a determinada guerrilla y en la plaza que había en la época hicieron amontonar a todos los habitantes del centro poblado para recibir conferencia de la ideología guerrillera de determinado grupo. Por la misma hora en la que nos tenían reunidos a grandes y chicos se escuchaba los gritos de desespero de una persona que pareciera estuvieran torturando y al final apagaron su voz con tres impactos de bala. Finalmente, de una agitada noche a eso de las 12:00 de la noche nos dejaron volver a nuestras casas en medio de la zozobra, terror y la incertidumbre de saber quién sabe a quienes tantos hubiesen ejecutado esa noche.  En efecto, al día siguiente la noticia que habían asesinado a tres de cinco personas que pretendían ejecutar. Los gritos de desespero que escuchábamos mientras que algunos miembros de dicha guerrilla impartían su ideología,  fueron ni más ni menos los de don Gerardo López que la habían  quitado la piel de su rostro, parte del cuero cabelludo y finalmente, le habían cortado la lengua vivo y posteriormente lo impactaron con tres proyectiles para quitarle su humanidad.

Pasaron algunos años que volvió a reinar la tranquilidad en nuestro pueblo y después de unos siete u ocho años quizás, volvió la zozobra a la región, ésta vez ya no con el ELN, a cuyo comandante con el alias de Chispas había sido ejecutado por un grupo guerrillero de las FARC, sino, que esta vez estábamos sitiados por los guerrilleros del denominado grupo M-19. Grupo que llegó a nuestra región mas como una zona de confort puesto que por esos días empezaba los diálogos en la búsqueda de la paz con determinado movimiento, pero que sin embargo, fue bastante daño que causo particularmente en la población joven que se encariñaron con las armas y más de uno fue a parar a las filas del M-19. Sin embargo, a pesar que se encontraban en diálogos, pero las hostilidades no habían terminado entre miembros de la fuerza publica y dicho grupo un domingo en horas de la mañana hubo un enfrentamiento en la vereda El Pensil, donde según cuentan algunos contemporáneos que habían ingresado a las filas, ese día casi dan de baja al comandante Marcos Chalita, rosándole en su rostro un proyectil de galil que donde lo hubiese cogido de frente su destino hubiera terminado al instante.

He querido hacer este pequeño relato, para que a partir de ahí tratar de dar a entender la importancia y la relevante necesidad que cuando el ser humano se encuentra en afujías, pide a grito entero quien le tienda la mano para obtener ayuda. Nosotros por esa época pedíamos a gritos que alguien nos ayudara y en mi plena adolescencia el miedo invadía mi ser. Aún así, por esos años nunca entendí que era lo que finalmente perseguían dichos grupos por muchos factores, éramos una región desconocida en el interior del país, y obviamente mi formación académica no me permitía ver más allá de mi nariz. Todo lo anterior, para resaltar el logro que hasta hoy hemos alcanzado en nuestro amado país Colombia con la implementación del acuerdo de Paz. Cuyo fin es que sea una paz estable y duradera y que nuestras futuras generaciones ojalá no les toque que contar éste tipo de historias. Por consiguiente, a continuación, resalto el papel que ha jugado la comunidad internacional para lograr estructurar e implementar el acuerdo de Paz con el grupo guerrillero más antiguo de América Latina, las FARC.

Enmarcados ya en el contexto, y con la posibilidad de evaluar lo sucedido en anteriores procesos de paz, ahora se analizará la ayuda internacional que a manera de cooperación, Colombia ha recibido durante el actual proceso de negociación de la Paz y vislumbrar si efectivamente cumple su misión de apoyar o es utilizado para la búsqueda de otra de las categorías teóricas expuestas. Desde noviembre de 2010, el presidente Juan Manuel Santos inició acercamientos para generar un enlace con las FARC y en enero de 2011 Alfonso Cano, entonces jefe máximo de las FARC, dio visto bueno a la posibilidad de generar un acercamiento con el Gobierno. En el 2012 empiezan los acercamientos entre las dos partes, el primero de ellos se dio en enero de ese año, en Río de Oro, Cesar, donde se reunieron Alejandro Éder, por parte del Gobierno Nacional, y por parte de las FARC Rodrigo Granda y Andrés París. En febrero de ese año, con el apoyo de Hugo Chávez presidente de Venezuela, se acuerda que será Noruega y Cuba donde se dará inicio a las conversaciones formales. El 23 de febrero en Cuba, se reúnen las dos partes para explorar la posibilidad de un proceso de paz. En agosto 26 las dos partes firman la agenda de discusión de los diálogos exploratorios, y un día después Santos viaja al país para confirmar que los diálogos exploratorios se hayan realizado. En septiembre del mismo año Santos le informa al país que la etapa exploratoria ha finalizado con la firma del “Acuerdo General para la Terminación del Conflicto”. El 18 de octubre, en Noruega, se instalan los diálogos de paz. En noviembre se anuncia el inicio de las conversaciones entre el gobierno y las FARC. Después de este día y hasta agosto de 2016 se llevaron a cabo las negociaciones entre ambas partes.

En este caso la cooperación de Cuba, Noruega y Venezuela puede entenderse como ayuda al prestigio (por parte de Venezuela y Cuba), puesto que, para empezar no son países oferentes de ayuda, dado que no tienen capacidad tal para ofrecer ayuda económica, ni militar; por lo cual, a pesar de que la ayuda al prestigio tiene sus verdaderas finalidades ocultas bajo la ayuda económica, la ayuda ofrecida por Venezuela y Cuba se puede tomar de esta forma (“prestigio”), ya que lo que probablemente buscaban los países mencionados era generar una imagen positiva a nivel internacional, y que mejor oportunidad que la de un proceso de paz del cual se está hablando en todo el mundo.

El apoyo internacional se ha visto desde que se empezaron los diálogos de paz, fueron numerosos los buenos deseos y apoyo que se recibieron en ese entonces, el primero de ellos, y uno de los más importantes, fue cuando el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas votó unánimemente para apoyar la decisión de acompañar el fin de la guerra en Colombia. Otro hecho importante fue cuando el ex presidente Barack Obama (EEUU) incluyó el acompañamiento de su gobierno al proceso de paz como principal propósito.

Basándose en las teorías de las relaciones internacionales, según el realismo, este apoyo se puede justificar principalmente por temas de narcotráfico, puesto que le conviene proteger sus intereses a través de la cooperación internacional, justificándose en que la guerrilla es fuente de inestabilidad política latente para la región, y añadiendo a esto que Colombia es una de sus aliados estratégicos en América Latina. Por lo cual para EEUU siempre va a ser importante que su aliado más estratégico de la región esté estable, por ende, es importante ayudar a la lucha contra la guerrilla.

Conclusión.

Los conflictos sociales enquistados en nuestra sociedad acarrean problemas que normalmente sobrepasa la capacidad del estado para enfrentarlo. Es así que frente a una gran dificultad donde han quedado secuelas reflejadas en la miseria, pobreza extrema, desplazamiento, abuso sexual, entre otros vejámenes, aparece en el escenario internacional mecanismos tendientes a mitigar los efectos del conflicto y redireccionar el rumbo del crecimiento económico y social. De esta forma, la cooperación internacional surge con el propósito de apoyar entre dos o más actores a un Estado con el fin de promover el desarrollo económico o social. El conflicto en Colombia durante décadas ha dejado muchas dificultades en sus distintas estructuras y, ahora que estamos insertos en un proceso para alcanzar la paz mediante la firma del Acuerdo entre la ex guerrilla FARC-EP y el Gobierno, es importante destacar que la cooperación internacional, actualmente, es clave para la política exterior de Colombia en el desarrollo de planes orientados a los ámbitos como por ejemplo el tema medioambiental, agrario, lo consecuente con las víctimas, y como determinante en su posicionamiento como país oferente de ayuda internacional frente a la intención de hacer parte del principal organismo internacional en la materia, la OCDE.

 

Visto 1234 veces

1 comentario

  • Enlace al Comentario Morales Martes, 21 Agosto 2018 12:52 publicado por Morales

    Interesante relato señor Trujillo. Estas historias tristes nos recuerdan esa cruda realidad de los años 80s.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.