Domingo, 16 Agosto 2020 20:53 Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

O mantenemos la disciplina o todos nos jodemos

 

Las cifras contundentes de crecimiento de contagios por Covid-19 en el país reflejan los altos índices de indisciplina de los colombianos y la escasa credibilidad de la gravedad de la pandemia.

Por más que las autoridades expidan decretos y órdenes de confinamiento, aislamiento y prevención del contagio, si los individuos no acatan las recomendaciones, este contagio seguirá subiendo. Éste no desaparece con un decreto del Gobierno Nacional o de las autoridades regionales y locales.

El virus, dicen los científicos está diseminado y cualquier ciudadano puede ser portador sin saberlo, razón por la que se deben utilizar con rigurosidad los protocolos de bioseguridad – lavado de manos, tapaboca, distanciamiento social, aislamiento – entre otros, para prevenir el contagio.

Es cuestión de disciplina, de ser conscientes de la gravedad del problema que afecta al mundo y que nosotros no somos la excepción. Es responsabilidad de cada individuo el ejercer la cultura de la bioseguridad.

El uso del tapaboca debe ser llevado de manera correcta, cubriendo boca y nariz y no poniéndolo sobre el cuello o el mentón como suelen llevarlo.

La crisis económica

Las causas de no acatar las medidas de aislamiento son esgrimidas como el encierro y la falta de trabajo para solventar los gastos cotidianos de las familias de escasos recursos.

Hay desempleo y muchos están desesperados porque los gastos fijos de sostener un hogar crecen. Costos de los servicios públicos, agua, aseo público, energía eléctrica, gas domiciliario, como los básicos por los que, los usuarios de estos servicios protestan porque dicen que les incrementan las tarifas. No he oído decir nada de los costos por el uso de celular, de la televisión por cable ya sea de los canales locales o de los emporios que ofrecen estos servicios y que no son baratos ni tan básicos.

Estos problemas llevan a la gente a salir en busca de algo para la sobrevivencia. Pero no es la excusa para salir sin cumplir los protocolos de bioseguridad.

Ya sabemos que la Covid-19 no escoge compadre pobre o rico niños, jóvenes o adultos. Este afecta a cualquiera que esté desprotegido.

Ahí están las estadísticas. Alcaldes, médicos, enfermeras, policías, artistas, pobres y ricos, unos contagiados y a otros, que el contagio los mató.

La cosa es cuestión de disciplina o todos nos jodemos.

Visto 350 veces

1 comentario

  • Enlace al Comentario Jorge Segura Lunes, 17 Agosto 2020 15:15 publicado por Jorge Segura

    ''Ayúdate que yo te ayudaré'' los rezos y rogativas no son la solución definitiva, apenas placebos.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.