Sábado, 25 Julio 2020 08:18 Escrito por GABRIEL CALDERON MOLINA
Valora este artículo
(0 votos)

La clave son las pruebas masivas

No se ha dado cuenta el Gobierno Nacional que la mejor estrategia para enfrentar el  COVID-19 es realizar las pruebas de diagnóstico de manera masiva.

Las pruebas aún hoy se realizan tardíamente a la persona que tiene síntomas como dolor de cabeza, garganta o fiebre; adicionalmente, el resultado lo entregan en diez días.  Si esta persona resulta con el virus ya puede haber contagiado a varios interlocutores generando una cadena de contagio de innumerables ramificaciones.

Con la detección temprana, especialmente de los asintomáticos, se pueden aislar oportunamente los focos de contagio y mantener cuarentenas con mayor efectividad.  Incluso para abrir las actividades comerciales deberían certificarse las zonas donde se hayan hecho pruebas masivas y no haya riesgo de aumento de la enfermedad contagiosa.

Por esto es absolutamente claro que la mejor prevención de la expansión del virus son las pruebas masivas.  La Universidad de los Andes acaba de realizar la gestión para realizar 100.000 pruebas, según informa su Vicerrector de Desarrollo, Eduardo Behrentz, y él mismo se pregunta, que ante tan importante esfuerzo de este claustro educativo, ¿cuál será el motivo para que una ciudad como Bogotá no pueda realizar un millón de pruebas, lo cual significaría solamente el 1% del presupuesto de la capital?.  En este mismo sentido se pronunció el médico Joseph Varon del Centro Médico de Houston, para quien también es fundamental realizar las pruebas masivas para planear adecuadamente la prevención del contagio.

El Gobierno Nacional se preocupó más por enmendar sus errores tratando de atender los enfermos, pero poco hizo por la prevención de expandir el virus.  La inversión en realizar las pruebas puede ser incluso más importante que los famosos ventiladores.

Para el 24 de mayo de 2020 Colombia apenas había realizado 235.948 pruebas; superado por Perú, Chile y Ecuador con respecto a la población de cada país.  En el momento de hacer esta columna, seguimos en el mismo rezago con apenas 1.159.562 pruebas, mientras en Perú con menos población que nuestro país ya se han hecho más de dos millones de pruebas; así mismo, Chile con 19 millones de habitantes ya hizo 1.300.000 pruebas.

No hacer las pruebas masivas es como dar “palos de ciego”, es estar esperando dónde se presentan enfermos de coronavirus para pensar erróneamente dónde están los focos.  Mientras tanto toda persona que se nos acerque puede ser un potencial contagiado y no lo sabremos sino en 15 días mientras nos enfermamos y llega el resultado de la prueba.  Terrible panorama.

Visto 494 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.