Sábado, 18 Julio 2020 00:14 Escrito por WILLIAM CALDERÓN ZULUAGA - EL BARQUERO
Valora este artículo
(0 votos)

LA BARCA DE CALDERON: Los primeros 10 años del Centro de Estudios políticos y sociales de los Pájaros Dormidos

El Centro de Estudios políticos y sociales de los Pájaros Dormidos y su continuidad histórica.

Recordar es vivir

En medio del tremendo confinamiento obligatorio a que estamos sometidos, vienen a la memoria los recuerdos de las espléndidas jornadas de fraternidad y de deliberaciones políticas entre colombianos de bien que hemos cumplido sin interrupción y rigurosamente todos los meses bajo el alar del Club El Nogal de Bogotá́.

Nuestro origen

Gracias al vigoroso tesón de los miembros de los Pájaros Dormidos ahora cumplimos más de diez años de ininterrumpida actividad en las instalaciones sociales de esa espléndida sede social de la nacionalidad.

Reconocimiento

Con la presencia de los más importantes y reconocidos creadores de opinión política en Colombia, nos hemos reunido bajo el auspicio sin falta, y el soporte gastronómico y espiritual del profesor, abogado y ex magistrado Julio César Ortiz Gutiérrez, formado o “deformado” en la cantera del liberalismo y el radicalismo ancestral del Externado de Colombia.

Fundadores

Clímaco Giraldo, Gonzalo Zuluaga, Diego Tobón Echeverry, Jaime Castro, Álvaro Leyva, Oscar Jiménez Leal, Alicia Eugenia Silva, Luis Gabriel Londoño, Carlos Mario Pinilla y Gerardo Cañas, entre muchos otros han sido los asiduos compañeros y amigos permanentes de las tertulias convocadas por este Barquero.

Por el respeto

Este centro del pensamiento nacional es un ejemplo a seguir en medio de las transformaciones y de la evolución de política en este país tan afectado por los expedientes del odio y el sectarismo. En dicho espacio quedó la impronta de la razón de ser singularmente pacífica de los colombianos de bien.

Ejemplo a seguir

Ojalá que las nuevas generaciones de líderes colombianos conozcan y sigan este notable ejemplo de concordia humanista e intelectual de los buenos hombres y mujeres nacidos en esta tierra bendita, y que esta reclusión forzada sirva de espacio de añoranza del diálogo desprevenido y respetuoso entre nosotros.

A manteles

Durante estos años se han sentado a manteles en la mesa de debates de Los Pájaros Dormidos, en calidad de Invitados de honor Iván Duque Márquez, Ernesto Samper Pizano, Rodolfo Segovia Salas, Gustavo De Greiff Restrepo, Emilio Echeverri Mejía, Rodrigo Marín Bernal, Francisco Barbosa Delgado, Pipe Córdoba, Alberto Abello,  Alejandro Ordóñez, Pablo Victoria, Óscar Iván Zuluaga, Rafael Nieto Loaiza, Rafael Nieto Navia, Francisco Barbosa, Óscar Iván Palacio, Ernesto Lucena Quevedo, Ernesto Lucena Barrero, Eduardo Mestre Sarmiento, Luis Fernando Rosas, Plinio Apuleyo Mendoza, Miguel Santamaría Dávila, Miguel Uribe Londoño, Marco Antonio Velilla, Luigi Echeverry, Miguel Gómez Martínez, Horacio Gómez Aristizábal, Alfonso López Caballero, Fernando Barrero Chávez, Edgardo Ramírez Polanía,  Wilson Ruiz Orejuela, Javier Hoyos Arboleda, Juan David Palacio, Alejandro Ramírez Londoño, Juan Gonzalo Ángel, Carlos Ignacio Cuervo, Clara López Obregón, Francisco Santos, Carlos Holmes Trujillo, Martha Lucia Ramírez, Alberto Rojas, Carlos Ariel Sánchez, Simón Gaviria, Francisco Manuel Salazar, Rodrigo Marín Bernal, Carlos Martínez Simahan, Sofía Gaviria, José Gregorio Hernández, Carlos Alonso Lucio, Jorge Enrique Vélez, Ramón Jesurúm, Roberto Langton, Orlando Solano Bárcenas, Mario Solano, Rodolfo Vega Llamas, Rodolfo Hernández, Jorge Figueroa Clausen, Sara Tufano, Laura Arango Recio. Liliam Panesso, Ana María Álvarez Chica, Luis Yesid Hoyos y Carlos Camargo Asís entre algunos otros líderes políticos, empresariales, intelectuales y generadores de opinión en Colombia.

Selección Colombia

Esa es una espléndida selección de los pensadores de nuestra Patria, que enaltece nuestra tarea de promotores del debate y el examen de la realidad en ambientes de respeto, divergencia y tolerancia y en el marco del mejor espíritu de apacible diferencia...como pude lograrlo en compañía de nuestro espléndido anfitrión.

Amores y envidias 

Que falta le hacen a nuestro país más espacios de la deliberación política nacional, que estén alejados del sectarismo, las mentiras, los odios y las ofensas. Con el espacio que mantuve con el muy distinguido abogado santandereano hijo rebelde y alejado  de su gran estirpe conservadora, hemos dado de qué hablar, hemos despertado amores y envidias pero hemos dejado una huella indeleble de generosidad entre todos nosotros. En la distinción y las buenas acciones de los empleados del Club El Nogal, que siempre nos atendieron con calidez, encontramos una gran realidad de afectos con Colombia y con sus instituciones.

Honor dialéctico

En ese escenario las espadas, afiladas por el espíritu institucional, se exhibían con honor dialéctico y fraternal; las controversias políticas se disolvían en jornadas vespertinas, rodeadas de exquisitos manjares y espléndidos vinos. Ellas hacen honor a los convocados y concluían cargadas de abrazos y sonrisas.

Nacionalidad pacífica

Abogados de distintas causas, asesores de varias banderas, críticos de múltiples etiologías hemos podido reunirnos durante estos años en fraternal ejercicio de nacionalidad pacífica; con ellos anhelamos el fin de este muy prolongado enclaustramiento de pánico colectivo ante la fuerza del Virus más dañino de este siglo.

Seguiremos   

Terminado este tormentoso momento de la historia mundial daremos curso de nuevo a nuestro centro de pensamiento bajo las mismas banderas del respeto a las ideologías y de las causas ajenas.

Visto 460 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.