Sábado, 06 Junio 2020 18:00 Escrito por MILLER ÑAÑEZ BAMBAGUE, empresario cafetero y exportador
Valora este artículo
(1 Voto)

La OMS está equivocada

Al inicio de esta pandemia en mi caso me toma en un país diferente y  por sorpresa, en este lugar no puedo sobrellevar este difícil momento con la comodidad si estuviera en mi entorno, pero por desconocimiento que es general y a todos nos tomó por sorpresa,  por lógica imagine que en los primeros 40 días esto tendría un rumbo diferente ya que lo que se nos dijo globalmente es que íbamos a hacer una cuarentena. Peque por inocente o por demasiado confiado, imagine que la OMS, quien tomó el control global de los protocolos de esta pandemia iba a generar acciones las cuales como lo dice palabra cuarentena no iba a pasar a más de 40 días. Creo que el señor Director de dicho órgano está muy equivocado más aún, estoy seguro que ni si quiera consultó lo más elemental. Google, entre y miren lo que me dice.

La cuarentena, en medicina, es un término para describir el aislamiento de personas o animales durante un período de tiempo no específico como método para evitar o limitar el riesgo de que se extienda una enfermedad o una plaga.

La cuarentena por lo general se aplica a personas que son mayores de edad o que tienen síntomas, y consiste no solamente el aislamiento de los enfermos en centros específicos, sino también la aplicación de medidas de prevención como el saneamiento de lugares y objetos o el tratamiento adecuado de los cadáveres. La palabra cuarentena proviene de Quaranta giorni en italiano, que a su vez proviene de la palabra quadraginta en latín y que traduce como cuatro veces diez, con origen religioso y que se empezó a usar con el sentido médico del término con el aislamiento de 40 días que se le hacía a las personas y bienes sospechosos de portar la peste bubónica durante la pandemia de peste negra en Venecia en el siglo XIV.2​

Claramente aquí nos da las pautas más elementales para lograr que esta pandemia no afecte a la mayoría de los ciudadanos que es lo que debería ser. Allí nos dice claro y puntual lo que se debe hacer y dice aislar las personas mayores de edad los que tengan síntomas y los enfermos o contagiados.  Además, nos dice el tiempo que debe ser 40 días. En mi caso, al día de hoy, llevo 73 días en una estricta cuarentena que ya es algo diferente y fuera de contexto, soy testigo presencial de cómo este país (Venezuela) afrontó este difícil momento.

Desde los primeros días soy testigo que llamaron a sus vecinos para que en conjunto iniciaran protocolos los cuales permitieran que en conjunto no se afectaran. Soy testigo de cómo aquí los militares, la policía, los cuerpos de seguridad, los bomberos, la defensa civil y todo el estado en cabeza de su señor presidente (Nicolás Maduro) iniciaron una estricta cuarentena la cual dio como prioridad encontrar y aislar los viajeros que habían ingresado al país en los últimos meses en especial los provenientes de Europa, Asia y Norte América. Adicionalmente los primeros días activaron su tejido social y mediante una encuesta identificaron las personas con síntomas, su estructura de CDI que está en todos sus barrios les permitió casa por casa identificar las personas con síntomas y de esta forma la primera semana ya tenían datos claros y puntuales los cuales compartieron con la población.

Soy testigo de que a las personas que llegaron del exterior les comenzaron a hacer pruebas rápidas PCR y en el caso de un amigo que llegó de Italia, lo visitaron casi a diario y además, le han hecho al día de hoy 4  PCR las cuales gracias a Dios han dado negativas. Es cierto, aquí el turismo es mínimo casi que nulo y puede ser que esto facilitó pero son cifras más o menos da igual. Aquí establecieron protocolos con ayuda de China y Cuba, los cuales a nivel mundial son los más efectivos, la desescalada italiana obedece a dos cosas puntuales, los forenses y la ayuda Cubana.

No entendí como nuestro señor presidente DUQUE allá en Colombia, rechazó esta ayuda o al menos por ser vecino hacer protocolos conjuntos. Creo que subestimaron la capacidad de este lindo pueblo venezolano. Hoy día con gran tristeza veo los resultados aquí, ya el país tiene claro que el contagio vendrá del exterior y más aún exacto, de Colombia, Ecuador, Perú, Brasil y Chile, hace rato establecieron protocolo de cuarentena en sus fronteras para dar atención identificar y aislar a los enfermos. Hoy día, el aumento de casos en su gran mayoría, están ingresando por la frontera colombiana.

Publicidad 

 No soy médico pero los números no tienen refutación. No entiendo cómo es posible que al día de hoy donde los números de 23.003 son los contagios en mi país eso es menos del 0,05%, en mi departamento (Huila) 240 y en mi natal Pitalito 16, lo cual es menor al 0,01%,  y si le sumáramos los que tengan algún síntoma así sea similar, no llegaría al 1% en mi país. Un ejemplo muy sencillo de hacer: si tomamos nuestro tejido social y lo hacemos útil, fácilmente podemos pescar a las personas con síntomas y a los enfermos  estas personas o familias, en el caso de Pitalito no serían más de 500 familias y unas 2.000 personas, y en el caso de Colombia no llegaría al 0,5%, que serían unas 250.000 personas

Allí sí las cifras que es lo que entiendo mejor no me cuadran, ya que claramente lo que se debe es aislar a estas personas para que no generen contagio a las demás y como conozco nuestro tejido social sé que tenemos la capacidad en un tiempo récor, máximo de 5 días de tener esos datos y que estas personas son las que estén aisladas y la demás personas deben estar trabajando como debe ser. Al tejido social que me refiero es a los presidentes de acción comunal los cuales son muy importantes en las comunidades y serian de valiosa ayuda para identificar las personas con síntomas y los enfermos en un máximo de 5 días tendríamos los datos para hacer lo correcto que sería aislar los enfermos y los que tengan síntomas, y eso no llegaría a ser un 0.5% de nuestra comunidad.

Las cifras no me cuadran cuando hay un montón de asesores del señor presidente y no han generado un protocolo el cual le dé prioridad a la gente que está sana y haga un aislamiento preventivo de los que tienen síntomas, y de los enfermos de esta forma el resto de la población debe estar ejerciendo su labor cotidiana normalmente

Las cifras no me cuadran cuando hay una cantidad de personas preparadas en mi país y no veo un protocolo el cual permita tratar de la mejor manera esta enfermedad el cual debemos tener respeto mas no miedo, más aun gracias a los forenses italianos nos pudimos enterar que la enfermedad es letal porque coagula la sangre. Cómo es posible que no tengamos un protocolo fácil y exequible que permita tratar esta enfermedad en casa que sería lo ideal.

Con enorme tristeza consulté el sector salud, incluyendo familiares y especialistas los cuales los protocolos de asepsia y distancia que funcionan muy bien en otros paisas los dan con lujo de detalles y con mucha ética y razón. Pero si les preguntamos por protocolos de cura allí si dan inicio a la parte teórica del tiempo de ensayos que serían años o que es que aún no se ha comprobado, o que la OMS no ha autorizado nada de eso o de aquello. Quiero contarle a los científicos y expertos del sector salud lo que les pasó a sus colegas en Italia y España, cuando al ser humano le tocan las fibras más cercanas genera reacción drástica y rápida cuando a estos profesionales se les inició a fallecer el abuelo, la mama, el papa, los hermanos, el primo, los amigos cercanos y miles de pacientes diarios, allí reaccionaron y dieron inicio en Italia a desconocer la OMS de ese extremo al que fueron llevados salieron los protocolos que hoy día están utilizando en esos países. En su primer día lograron en Italia 20 mil recuperaciones y hoy día en los dos países no supera la cantidad de contagio a la cantidad de recuperados y su taza diaria de decesos bajó hoy día  por debajo de 100 diarios.

Esta pandemia debe servirnos para olvidar odios políticos, rencores de todo tipo y saquemos lo mejor de cada ser para lograr la unión de todo el pueblo en una lucha en contra del enemigo común el cual no respeta fronteras, clases sociales o partidos políticos. Ojala no lleguemos al extremo triste de otros países para que reaccionemos, hoy aún estamos a tiempo para dar la vuelta y generar protocolos que mantengan en casa las personas con síntomas las enfermas, y  que sería algo como 2500,000 más nuestros abuelos  y que pueda el resto del país retornar a una nueva normalidad la cual requiere de mucha asepsia y mucha cultura. Esto sería un aproximado de 49.750.000 colombianos de nuevo en su labor cotidiana.

Visto 364 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.