Viernes, 29 Mayo 2020 15:54 Escrito por GABRIEL CALDERON MOLINA
Valora este artículo
(0 votos)

La crisis del turismo en el Huila.

 

La crisis por el Covid-19 no ha excluido a ninguno de los sectores de la economía nacional e internacional. Todos se han visto afectados, unos más que otros. Pero la crisis en el sector turístico ha sido de las más profundas, por cuanto sus efectos repercuten  no solo sobre los servicios hoteleros, sino también, el transporte terrestre, marítimo y aéreo, el comercio en general, las artesanías, la guianza turística y hasta el sector agrario cuya demanda de productos del campo se ha visto disminuida por  esta  razón. Según los analistas de la crisis, el turismo mundial está siendo afectado entre un 70 y 80%, lo mismo o peor,   puede estar sucediendo en Colombia.

El domingo pasado el noticiero Caracol hizo un recorrido por diversos lugares del país mostrando los perjudiciales efectos de la expansión del coronavirus sobre el turismo. Lo hizo por Boyacá, los Santander es, la Guajira, Antioquia, Bogotá (Monserrate), Nariño y otros departamentos. Excluyó de la información periodística, la crisis turística por la que está atravesando el Huila, como si poco valiéramos, como si poco significara contar con San Agustín e Isnos, cuyos parques arqueológicos son desde el año de 1995, patrimonio Cultural de la Humanidad, y con el desierto de La Tatacoa, en Villavieja, de cuya crisis se ocupó afortunadamente el pasado lunes este periódico.

En los casos concretos de San Agustín y de Villavieja, municipios que cuyas economías locales dependen en un 25% de las diversas actividades laborales y productivas que genera el turismo, el daño causado por la pandemia, tiene contra la pared a sus hoteles, a los guías de turismo, a pequeños negocios comerciales que venden artesanías y otros productos, y a los transportadores que trasladan a los turistas por diversos lugares de la región.

Mi experiencia como ex alcalde de San Agustín, que me permitió estar muy cerca de las diversas actividades del turismo receptivo, como por ejemplo haber dialogado con sus gestores de a pie, a caballo y en carro, por los bellos espacios geográficos y humanos de este municipio, sobre sus inquietudes, problemas y beneficios del turismo, me llevan a sentir nostalgia por todos ellos en estos difíciles momentos de crisis. Recuerdo  que  como Alcalde compartí con visitantes destacados del mundo europeo, como  los embajadores del Reino Unido y de Rusia, el presidente  de Bohemia, Estado Federal de Alemania, el vicepresidente del gobierno Español y con la agrupación femenina de Cantos  y Danzas de Alemania que cantaron y danzaron en la Plaza  Cívica de San Agustín.  Cosas como estas, ahora no lo está permitiendo la pandemia que avanza y avanza por la indisciplina y la irresponsabilidad de mucha gente en Colombia.

Visto 306 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.