Domingo, 10 Mayo 2020 20:37 Escrito por MIGUEL RODRIGUEZ HORTUA
Valora este artículo
(0 votos)

Peor el “Remedio”

La ineptitud para enfrentar la pandemia del coronavirus, de altos funcionarios del Gobierno Nacional ha quedado en evidencia, empezando por el propio Presidente Iván Duque, que por favorecer los intereses económicos de unas empresas transportadoras, permitió el ingreso al país de más de 20 mil personas que venían de diferentes partes del mundo, que ingresaron a través de puertos y aeropuertos sin ningún control, propagando el letal virus en nuestros residentes. “El virus no llego en un enlatado chino”. 

A través del decreto de emergencia sanitaria, el Gobierno pudo haber prohibido las concentraciones de personas a nivel masivo que tienen baja incidencia en nuestra economía de escala; haber ampliado los horarios de actividad empresarial y  comercial de 7 de la mañana a diez de la noche con horarios clasificados por cédula. Haber fortalecido el sistema de salud a través de hospitales públicos e IPS y realizar diversas campañas educativas preventivas.

Con un decreto el Presidente paró la actividad  empresarial de la noche a la mañana, sin antes adoptar un plan de contingencia que le permitiera a nuestra frágil economía de: famis, micro y pequeñas empresas tener asegurada su supervivencia para no caer en el abismo del fracaso. En Colombia el 70% del encadenamiento productivo y empleo lo estaban generando estas pequeñas economías, que difícilmente resistirán el pago de empleados, créditos, impuestos, arriendo y servicios públicos durante 3 meses sin recibir ingresos por su actividad industrial o comercial. El Gobierno Nacional en una estúpida jugada de ajedrez político, les dio: jaque mate.

Para completar el gobierno paralizó la actividad educativa de: niños, adolescentes y jóvenes con el cuento qué recibirían clases a través del internet. ¿Cuál internet? Sí en este país solamente el 25% de su población tiene computador y servicio de internet. El confinamiento y entrega de mercados y limosnas abrió otra compuerta a la hijueputa corrupción que asfixia a nuestra sociedad, y hasta el propio Presidente Duque aprovechó el desorden para echarle mano a más de 3 mil millones de pesos del fondo de la paz, para mejorar su imagen.

Luego de haber despilfarrado billones de pesos, el Gobierno Nacional no tiene otro camino que enviar la gente a la calle. De no hacerlo en pocos días habrá  una gran explosión social por efecto del estrés, ansiedad y hambre. Comparado el país con el de hace 2 meses, el desempleo se multiplicó, el sistema de salud sigue en desgracia, sin saber como enfrentar al temible coronavirus.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Visto 236 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.