Domingo, 19 Abril 2020 16:43 Escrito por MELQUISEDEC TORRES ORTIZ
Valora este artículo
(0 votos)

Héctor Polanía, Manuel Castro y el robo a Pitalito

 

Mi reciente publicación acerca del ROBO A PITALITO ha suscitado una saludable y civilizada polémica, especialmente por la narración relativa al papel cumplido por los históricos dirigentes conservadores Héctor Polanía Sánchez y Manuel Castro Tovar.

Por ello creo necesario hacer algunas precisiones, en lo que toca a lo que escribí:

  1. De ninguna manera he indicado, supuesto o sugerido que Polanía o Castro hayan sido los cómplices de la fuga del entonces alcalde Jaime Cortés Espinosa (que los hubo, dándole a Cortés información reservada para evitar su captura) ni menos que hayan participado de los delitos cometidos. Ni judicial ni históricamente hay alguna evidencia de ello.
  2. El protagonismo de Polanía, poderoso senador, y el médico Castro, ya excongresista, por supuesto se debió a su condición de jefes no solo de Cortés sino de un amplio sector del conservatismo del Huila; fueron ellos quienes lo inscribieron como candidato - junto con el abogado Hernando Ordóñez Mazorra - lo respaldaron POLÍTICAMENTE antes, durante y después de su fuga y lo hicieron por la presunción de inocencia y la confianza que le habían depositado al ingeniero agrónomo.
  3. También es evidente que las pugnas políticas, como en casi todos los casos similares, estimularon las denuncias judiciales: el grupo liberal de Consuelo González De Perdomo enfiló las primeras baterías, a pesar de que quien había sido su candidato, Ferreira Villegas, era ya el principal cómplice de Cortés.

Benjamín Vinasco, Luis Alberto Peña y Rubén Ordóñez Ortega, entre otros concejales, radicaron la primera denuncia. Según la misma Consuelo (hoy excongresista), apenas supieron que Ferreira había sido nombrado como director del Fondo de Desarrollo Municipal (la fuente de buena parte de los desfalcos), le retiraron públicamente su respaldo y manifestaron que ese nombramiento era a nombre personal y no de su grupo liberal.

  1. De igual modo, la histórica división conservadora entre "laureanistas" (Laureano Gómez), y "ospinistas" (por Mariano Ospina Pérez), convertidos luego en "alvaristas (por Álvaro Gómez Hurtado) y "pastranistas" (por Misael Pastrana Borrero), hacía parte del trasfondo electoral: Jaime Cortés había sido electo por el "pastranismo", en tanto que algunos "alvaristas", no todos, apoyaron al candidato cívico Ricardo Ayerbe González. Entre los más connotados "alvaristas" estaba el médico Álvaro Sánchez Muñoz quien, contrario a lo que se esperaba, respaldó a Cortés Espinosa.
  2. A las denuncias se sumaron los conservadores "alvaristas" que habían estado en la campaña con Ayerbe, candidato de origen también conservador pero quien había armado uno de los primeros grupos cívicos en Colombia tras instaurarse la elección popular de alcaldes, Acción Cívica Laboyana. Y el propio Ayerbe a través de su emisora Preferencial Estéreo amplificó todo el escándalo que condujo a la orden de captura emitida por el juez de Instrucción Criminal de Neiva, Alberto Poveda Perdomo (hoy magistrado del Tribunal Superior de Bogotá).
  3. De manera que, en este contexto, tanto Polanía como Castro (que tenían su propia emisora, Radio Sur, la competencia de Preferencial Estéreo) percibieron las denuncias contra su apadrinado como un ataque de sus enemigos políticos y, como suele ocurrir en esos escenarios de refriega electoral, para no dar la razón a esos rivales que ya obtenían réditos en la opinión por sus denuncias, decidieron confiar más en la inocencia de Cortés que en la contundencia de las pruebas de corrupción.

El ROBO A PITALITO será por siempre - y es hoy un enorme ejemplo que algunos se obstinan en no ver - una seña enorme de la ambición convertida en la más detestable capacidad de corrupción usando los recursos públicos. Una historia compleja y elocuente que invita a contarla con mayor amplitud.

Gracias por su lectura.

Visto 1051 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.