Martes, 07 Abril 2020 00:32 Escrito por LIBARDO GOMEZ SANCHEZ
Valora este artículo
(0 votos)

Un Alcalde codicioso

 

Con suma preocupación se ha sabido que la administración municipal de Neiva, en cabeza del alcalde Gorky Muñoz, ha destinado los 44.593 millones disponibles para afrontar la crisis ocasionada por el Covid-19 en su mayor parte a rubros que poco o nada apuntan a atender adecuadamente el impacto negativo de la pandemia.

En primer lugar, no contempla un solo peso para adquirir pruebas diagnósticas, que permitan detectar la población infectada, a pesar de la experiencia en otros países como Corea, que ha logrado contener la pandemia, aislando y ejerciendo un control efectivo en las personas y grupos de mayor incidencia. 

Tan solo direcciona el 14% del total de los recursos para resolver temas de personal, arreglos locativos y dotación de equipos para garantizar el manejo de la Emergencia Sanitaria en centros hospitalarios y omite la dotación de elementos de higiene para la población en general.

La evidencia recomienda concentrar importantes recursos en la atención médica, que requiere además de mayor personal capacitado, salarios, transporte y alojamiento seguro para los trabajadores de la salud, elementos de bioseguridad, equipos de respiración y dotación de Unidades de Cuidados Intensivos.

El suministro de elementos de seguridad básica alimentaria para población vulnerable también cuenta con solo un 14% de los recursos, a pesar de la enorme informalidad que funciona en Neiva y que representa una parte sustancial de la población de la ciudad.

Los efectos negativos en el aparato económico son evidentes y para atender sus secuelas contempla el 10% de los recursos, de los cuales la tercera parte se destinan a estudios, análisis, contratos de documentos que terminaran durmiendo en anaqueles y no resuelven las necesidades de las actividades económicas personales, micro y medianas empresas.

El 12% se dispersa en actividades ajenas al problema y en la divulgación, en vallas, videos y volantes, como si continuara en campaña electoral, sin contribuir a la solución del contagio por coronavirus; y el 50% restante los asigna a contratos en cabeza de Empresas Públicas, la conocida caja menor de la administración municipal.

La ciudadanía y a los organismos de control deben estar atentos al manejo de los escasos recursos públicos, en una hora de enormes privaciones, malgastar el dinero, conducirá a mayores tragedias, al contrario, hacer uso diligente salvará muchas vidas y reducirá el tiempo del aislamiento y de la parálisis del aparato productivo.

El sufrimiento de una sociedad no puede ser la cortina tras la que se esconda la corrupción de sus gobernantes.

Visto 510 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.